UNA ASAMBLEA DIOCESANA MUY ESPECIAL

El pasado 14 de noviembre los y las militantes de la HOAC de Málaga celebramos una asamblea diocesana. Por varias razones no se trató de una asamblea diocesana más: era la primera vez que nos volvimos a reunir físicamente tras el inicio de la pandemia, este año celebramos el 75 aniversario del nacimiento de la HOAC, es la primera asamblea con nuestro hermano Pepe Sánchez y nuestra hermana Emilia en los brazos del Padre, estamos preparando el camino que nos llevará a la XIV Asamblea General que se debió celebrar este verano y que se aplazó por el COVID-19 al verano de 2023, se celebra la Jornada Mundial de los Pobres…

Estamos muy agradecidos por la presencia y participación en nuestra Asamblea de la HOAC de Málaga de nuestro Delegado de Apostolado Seglar, Francisco Castro, que nos animó a vivir una mística del trabajo en favor de esa pobreza terrible que afecta al mundo laboral, además del saludo virtual de nuestra presidenta de la HOAC, Maru Megina, y de nuestros hermanos y hermanas de la Acción Católica General de Málaga, el Movimiento Rural Cristiano y Frater.


En el día en que la Iglesia celebra la Jornada Mundial De Los Pobres, hemos aprobado en la Asamblea Diocesana de la HOAC de Málaga nuestra planificación de trabajo para los dos próximos años, comprometidos ante el empobrecimiento y la debilidad del mundo obrero y del trabajo.


Una planificación diocesana que nace desde la reflexión, el trabajo y la vivencia que en la HOAC de Málaga hemos hecho de la revisión de la Planificación del bienio anterior; y de los documentos que han sido aprobados comunitariamente para este bienio (Plan de Trabajo de la HOAC General y Planificación de la HOAC de Andalucía para el bienio 2021-23).


Las seis prioridades que queremos vivir, deben ser el motor que nos mantenga fieles a Jesucristo, a la Iglesia y al Mundo Obrero, y deben ser la referencia que nos ayude a mantener esta fidelidad, como comunidad eclesial, en nuestra vida personal (Proyecto personal de vida militante –PPVM- y Proyecto Evangelizador -PE), en nuestros equipos (Plan de Equipo), a nivel diocesano (Quehacer Apostólico Comunitario -QAC) y en los niveles de zona y general; creciendo en la alegría de anunciar la Buena Noticia, para que cada día nos esforcemos en pensar, sentir y actuar como Jesús, el obrero de Nazaret.


Como pilar fundamental y lo único que da verdadero sentido a toda nuestra vida y misión, vamos a continuar cultivando la experiencia gozosa de encuentro personal y comunitario con Jesucristo. Una “Espiritualidad del cuidado” que, desde la práctica diaria de la oración personal, la animación de la fe comunitaria, la vivencia de los sacramentos y la profundización de los diversos planes de formación como camino de cultivo de la Espiritualidad y de una mística profunda, nos lleve a seguir configurando nuestra existencia personal y comunitaria desde Él.


Para ello vemos necesario seguir fortaleciendo la vida de los equipos, explorar nuevos caminos que ayuden a que todas las militantes nos entusiasmemos y experimentemos esta riqueza desde la vida comunitaria y a acompañándonos comunitariamente más y mejor poniendo nuestros carismas al servicio de esta experiencia comunitaria desde las diversas responsabilidades y reavivando el funcionamiento del Grupo Diocesano de Formación.


Queremos continuar orientando y contextualizando nuestro ser y misión evangelizadora ante el contexto actual. De este modo generar un cambio de mentalidad y promover dinámicas transformadoras y evangelizadoras a nivel social, cultural, político y laboral, cuidando la vivencia del quehacer apostólico comunitario (QAC) desarrollándose desde nuestro ser eclesial como Acción Católica para la Pastoral Obrera. Y así, compartirlo y ponerlo al servicio de la Iglesia Diocesana.


Nos ponemos en marcha para el Sínodo sobre la Sinodalidad convocado por el papa Francisco, abiertos a las sorpresas del Espíritu Santo junto a toda la comunidad diocesana convencidas de que el proceso de consulta será un momento de gracia, de encuentro, escucha recíproca y de discernimiento que nos puede ayudar a continuar aprendiendo a “caminar juntos en la misma dirección” sabiendo que mientras buscamos al Señor, es Él quien viene primero a nuestro encuentro con su amor.


Queremos seguir creciendo en prácticas de comunión con el Ministerio Pastoral y la realidad diocesana mediante la comunicación frecuente con el Sr. Obispo y los Vicarios, y nuestra participación activa a través de la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar.

Generar en nosotros y nosotras procesos de conversión que nos haga ir transitando en prácticas y hábitos de vida que contemplen el cuidado de la Casa Común, que promuevan un modelo de economía que ponga la Vida en el centro y nos haga vivir y extender la experiencia de hacer vida la fraternidad y la solidaridad como nos propone la encíclica “Fratelli Tutti”.


Queremos dar mayor importancia a la difusión de la HOAC y a nuestras publicaciones como medios para el anuncio explícito de la fe como elemento central de nuestro compromiso y vida militante. Creando espacios para fomentar la información y el debate junto a otros (centros de interés, charlas, jornadas…), y colaborar en el diálogo, compartir visiones y búsquedas de soluciones ante diversos temas o problemas que veamos necesarios abordar.


Hemos culminado nuestra celebración por el 75 aniversario de la HOAC con la Eucaristía de Acción de Gracias presidida por el Sr Obispo, D. Jesús Catalá, el pasado 30 de octubre 2021 en la catedral de Málaga, y estamos terminando de recoger los testimonios
para elaborar la Historia de la HOAC de Málaga, y convocar en este curso un acto de presentación.


Continuamos en los dos próximos cursos acogiendo los materiales de la XIV Asamblea General que celebraremos en agosto de 2023, y pondremos todos los medios para trabajarlos en profundidad, aportando todo lo que veamos necesario dando gracias al Padre por todo este proceso asambleario. Es una oportunidad para potenciar nuestro vínculo a la HOAC, su quehacer y misión. Es también un medio para nuestra vinculación a la Iglesia y su misión evangelizadora en el mundo obrero.