SALIMOS A LAS CALLES EL 5J Por la Justicia Social, Ecológica y Climática

Con motivo del Día de Mundial del Medio Ambiente, la HOAC de Málaga vamos a responder a la convocatoria de concentración que mañana sábado nos hace la plataforma “Rebelión por el Clima” frente a la crisis climática y ecológica que tendrá lugar en Málaga a las 19:30h en calle Larios, al igual que en más de cuarenta localidades españolas y en otras ciudades europeas.

El Papa Francisco nos anima a construir amistad social para construir «un mundo más justo y fraterno en sus relaciones cotidianas, en la vida social, en la política y en las instituciones» (Fratelli tutti,6). Es momento de que “soñemos como una única humanidad” en la que somos “todos hermanos” (Ft 7-8). Por ello, nos unimos a estas diversas organizaciones e instituciones para actuar en coherencia con lo que plantea el Papa Francisco en la Encíclica “Laudato Si” y en línea de lo planteado en la Tercera prioridad del Plan Pastoral de nuestra diócesis.

Entre diversos carteles que mostraremos con frases textuales de la Encíclica “Laudato Si”, el lema principal que vamos a visibilizar es el que nos propuso el Papa Francisco y el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral para este Año Especial de Aniversario de la Laudato Si’ con motivo de la celebración del quinto aniversario de la encíclica: “Sabemos que las cosas pueden cambiar” (Laudato Si’ 13)

Hacemos nuestras también estas palabras recogidas en el comunicado hecho público por dicha plataforma https://2020rebelionporelclima.net/5jtransformacionjusta/ no solo por ser profundamente humanas y justas, sino porque coinciden plenamente con los planteamientos de la encíclica y con nuestro ser e identidad cristiana:

“La crisis sanitaria y económica ha evidenciado la vulnerabilidad de un sistema económico globalizado, la fragilidad de las cadenas de producción en situaciones de estrés y las dificultades para generar respuestas a corto plazo en un sistema guiado únicamente por el beneficio económico, cuyas consecuencias son, entre otras, el incremento de la desigualdad y la precarización. El deterioro acumulado de los servicios públicos, entre ellos el sistema público de salud, ha entorpecido la compleja respuesta a la crisis sanitaria, demostrando que los recortes matan. El confinamiento ha provocado pérdidas de empleo, ERTEs y situaciones de riesgo económico para buena parte de la población. Esta situación solo va a agravarse en las próximas semanas y meses, cuando la crisis económica golpee de lleno, según todos los pronósticos.”

“El momento de actuar es ahora (…) No se puede volver a la antigua normalidad porque ese era el problema. La salida a la crisis debe apoyarse en los sectores y actividades de cuidados, servicios públicos y cultura, y apostar por la transición ecológica en todas sus vertientes: agricultura ecológica, ahorro y eficiencia energética, renovables, reducción de residuos y economía circular. Al mismo tiempo, debe ser una transición justa, en lo laboral, lo económico, lo social y también en el respeto al resto de seres vivos con los que compartimos el planeta.”

“Salir de esta crisis con responsabilidad implica reconstruir la economía poniendo la vida en el centro.”

Animamos a toda la comunidad cristiana de la diócesis de Málaga a salir, unirnos y hacernos presentes como Iglesia en esta llamada al Cuidado de la Casa Común “proponiendo una forma de vida con sabor a Evangelio” (Fratelli tutti, 1).