Una de cada cinco muertes por accidente laboral se produce en Andalucía

Una de cada cinco muertes por accidente laboral se produce en Andalucía – La Opinión de Málaga (laopiniondemalaga.es)

En Málaga se han producido 16 siniestros mortales hasta octubre, según los datos de UGT, que reclama actuar de forma más contundente con quien incumple la ley.

El sindicato UGT destacó ayer que, según datos divulgados hasta octubre, uno de cada cinco trabajadores que muere en accidente laboral lo hace en Andalucía, donde ha pedido más controles a empresas y que se «actúe de manera contundente» con quien incumple la ley.

El sindicato ha puesto el foco en los datos oficiales de los que se dispone hasta el mes de octubre, que indican que se han registrado 122 fallecimientos en accidente laboral en Andalucía. El dato supone «un incremento de aproximadamente el 31% con respecto al año 2020», señaló en un comunicado.

Thank you for watching

Los accidentes de trabajo mortales en Andalucía representan el 20,75% del total nacional -en España han ocurrido, hasta el mes de octubre, 588 accidentes de trabajo mortales-, remarcó UGT, que incidió en que de los 122 accidentes de trabajo mortales andaluces, 95 se han producido en jornada laboral y 27 ‘in itinere’ (al ir o volver del lugar de trabajo).

En este sentido, subrayó «el fuerte incremento de accidentes laborales mortales ‘in itinere’, que han aumentado un 170% con respecto al año pasado, «algo que debe ser objeto de análisis pues no sólo se debe a la vuelta a la nueva normalidad». En Andalucía, agregó, «aumentan todos los registros de siniestralidad en comparación con el mes de octubre del año pasado».

Han subido los accidentes con baja (12,06%), los accidentes en jornada (11,23%), los accidentes ‘in itinere’ (18,23%), los accidentes graves (8,48%) y los accidentes mortales (31,18%). Los accidentes mortales en jornada también suben un 14,46%.

Por provincias, de los 122 accidentes mortales, 29 se han producido en Sevilla, 19 en Cádiz, 16 en Málaga, 12 en AlmeríaCórdoba Jaén y once en Granada HuelvaCádiz es la provincia que ha experimentado un mayor incremento de accidentes laborales mortales (111,11%), seguida de Córdoba (71,43%) y Jaén (71,43%).

Además, uno de cada cuatro accidentes graves, y uno de cada cuatro accidentes mortales ‘in itinere’ que se producen en España, son andaluces, destacó la nota de prensa.

De los 122 accidentes mortales acaecidos en la comunidad, 63 de ellos se han producido en el sector servicios, 22 en industria, 20 en construcción y 17 en el sector agrario, remarcó el sindicato, que destacó «el alto incremento en la siniestralidad laboral en el sector servicios», donde los accidentes mortales han aumentado un 64,10%, los accidentes en jornada un 26,47% y los accidentes ‘in itinere’ «un inaceptable» 300%.

«Con los datos facilitados por la Junta, cinco personas han muerto a causa de un accidente de trabajo en su primer día de jornada laboral, lo que denota la falta de formación facilitada a los trabajadores en materia de Prevención de Riesgos Laborales», insistieron. En jornada de trabajo han fallecido seis trabajadores en sus primeros dos días, nueve trabajadores en los primeros 14 días y 17 en el primer mes de trabajo.

Por provincias, es Málaga donde se presentan más partes de enfermedades profesionales, con 245 partes seguida de la provincia de Cádiz, con 241. En cuanto a los grupos de enfermedad, es el Grupo 2 -enfermedades profesionales causadas por agentes físicos-donde más partes se comunican, un total de 803.

Asamblea Fiare Andalucía Oriental

El sábado 20 de noviembre se ha realizado en Granada la Asamblea de personas socias de Fiare Banca Ética de la zona de Andalucía oriental.

La asamblea, que ha servido para retomar la presencialidad y el encuentro después de casi dos años de pandemia, ha puesto de manifiesto que es posible construir un modelo alternativo y viable de banca al servicio de la justicia y del bien común gracias al compromiso continuado de las personas y entidades socias. En el encuentro se ha compartido el momento actual de la entidad. Una situación que va más allá de los números y las cifras, y que expresa que la viabilidad de este proyecto contracultural de entidad financiera es posible gracias no sólo a la profesionalidad y buen hacer de sus gestores en el plano financiero, sino sobre todo porque esta actividad se sustenta en un modelo de participación y construcción democrática y colaborativa de esta cooperativa de crédito. Hemos constatado, una vez más, que Fiare, nuestro banco, lo estamos construyendo entre todos y todas las personas e instituciones que hemos apostado por él. Porque no sólo somos clientes, sino socios y socias que tenemos voz, voto, participamos y somos tenidos en cuenta en la toma de decisiones. Personas y colectivos que luchamos y trabajamos por un mundo más justo, equitativo y sostenible, experimentamos que estamos construyendo un modelo de banca acorde con nuestros principios, pues el objetivo de colaborar en la transformación social desde la intermediación financiera se concreta en el día a día en la financiación a proyectos que están al servicio de la promoción de las personas y del medioambiente.


Además, nos alegra constatar como, sin ponernos de acuerdo, hemos confluido en este proyecto diversos militantes de la HOAC que junto a otros compañeros y compañeras, ponemos nuestro granito de arena para que esta banca cooperativa, democrática, participativa y al servicio de la justicia sea una realidad viable. Para terminar, volvemos a insistir en que la coherencia entre nuestros pensamientos y actuaciones cotidianas debe plasmarse en apuestas concretas que vayan más allá de las buenas intenciones y las buenas palabras, porque ese otro mundo posible y necesario sólo llegará desde la coherencia personal e institucional en la toma de las decisiones de cómo y de qué manera consumimos cada día. No podemos seguir haciendo el juego a una banca tóxica cuya única finalidad es el lucro y el máximo beneficio a toda costa, sin importarle lo más mínimo las consecuencias sobre las personas, los trabajadores/as, los pueblos y el medio ambiente de unas actividades financieras que podrán ser lícitas pero que desde luego son contrarias al bien común y al desarrollo de una vida plena.

Herido un trabajador tras el vuelco de un camión

Herido un trabajador tras el vuelco de un camión | Viva Málaga. Noticias de Málaga (vivamalaga.net)

Los bomberos de Málaga han rescatado a un trabajador en las obras de construcción de las Torres de Pacífico con la avenida Molière.

Según ha podido saber Viva Málaga, el suceso ha tenido lugar tras el vuelco de un camión en un terraplén, por lo que se ha deformado la cabina y el conductor ha quedao atrapado. Así, los bomberos han procedido a su liberación y ha sido trasladado a un hospital de la capital por la Empresa Pública de Emergencias (061). Aparentemente, según fuentes de los bomberos consultadas por este periódico, el herido, con una pierna atrapada, no muestra lesiones graves.

La cultura de la solidaridad: una solución para salir de la crisis

La cultura de la solidaridad: una solución para salir de la crisis | Noticias Obreras

El pasado 17 de junio el Santo Padre dirigía un videomensaje a los participantes en la 109ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo.

En él aprovechó para reiterar las principales cuestiones de la enseñanza social de la Iglesia, así como tratar asuntos, a mi juicio capitales, como son: pedir cambios en el mundo del trabajo, advertir sobre el desempleo y la pobreza, reivindicar el papel del sindicalismo y de los movimientos populares, afirmar la necesidad de una reforma a fondo de la economía y ratificar que la propiedad privada es un derecho secundario que depende de un derecho primario entendido como «destino universal de los bienes».

En una primera mirada observamos que el mensaje del Papa está centrado en clarificar la situación de los más vulnerables, sin olvidar la dolorosa pérdida de empleos en 2020 con motivo de la pandemia. En efecto, hizo un diagnóstico certero al señalar que la falta de medidas de protección social frente al impacto del coronavirus ha provocado a escala planetaria un aumento de la pobreza, del desempleo y del subempleo, así como el crecimiento de la informalidad en el trabajo, el retraso en la incorporación de los más jóvenes al mercado laboral, el aumento del trabajo infantil, la inseguridad alimentaria y una gran exposición a la infección de muchos colectivos. Hizo, además, una referencia especial a las «mujeres de la economía informal» (vendedoras ambulantes y trabajadoras domésticas) particularmente afectadas por la crisis sanitaria. «La pandemia nos recuerda –dijo el Papa– que muchas mujeres de todo el mundo siguen llorando por la libertad, la justicia y la igualdad de todas las personas humanas».

El Papa se refirió también al riesgo de un virus peor que la COVID-19: la indiferencia egoísta. Por eso insistió en la necesidad de «garantizar que todos obtengan la protección que necesitan según sus vulnerabilidades: enfermedad, edad, discapacidades, desplazamiento, marginación o dependencia». Nos recordó que los sistemas de protección social deben «asegurar el acceso a los servicios sanitarios, a la alimentación y a las necesidades humanas básicas». Denunció la situación de los trabajadores que se encuentran «en los márgenes del mundo del trabajo (…) los trabajadores poco cualificados, los jornaleros, los del sector informal, los trabajadores migrantes y refugiados, los que realizan lo que se suele denominar el “trabajo de las tres dimensiones”: peligroso, sucio y degradante». Y abogó por un «nuevo futuro del trabajo fundado en condiciones laborales decentes y dignas, que provenga de una negociación colectiva y que promueva el bien común». Son, sin duda, palabras que no pueden ni deben dejarnos indiferentes, sino que tienen que movernos a la reflexión y a la acción.

Abilio Martínez Varea

Obispo Responsable del Departamento de Pastoral del Trabajo