Acabar con la precariedad laboral: una prioridad social

Acabar con la precariedad laboral: una prioridad social
El estudio La precariedad laboral en España, realizado por la Universidad de Alicante y el sindicato CCOO, analiza en profundidad esta situación de las personas asalariadas como una realidad multidimensional.

El empleo precario es un empleo de mala calidad en el que los asalariados sufren diversas carencias laborales en torno a empleos de bajos salarios, tanto mensuales, como por horas; inestabilidad (contratos temporales) y otras carencias (jornada parcial involuntaria, sobrecualificación, jornada extensa, jornada atípica). Un asalariado es precario si sufre al menos un 20% de esas carencias.

Algunos datos que ofrece el estudio son más que elocuentes: solo el 28% de los asalariados en España no tiene ninguna de esas carencias laborales y el 48% están en situación de precariedad en muchas de esas dimensiones. El 24% de los asalariados tienen un empleo vulnerable en riesgo de precariedad; el 26% sufren una precariedad intensa; el 14% una precariedad severa; y el 8% una precariedad extrema. Son precarios el 75% de los jóvenes asalariados, el 64% de los emigrantes, y el 54% de las mujeres. Además, y esto es especialmente importante, no se trata de algo coyuntural, sino de un carácter fuertemente estructural de nuestro modelo laboral.

A la vista de lo que muestra este estudio, es muy claro que modificar esta situación debería ser una prioridad social y, por tanto, política. La precariedad y el desempleo estructurales de nuestro modelo laboral son un atentado contra la dignidad del trabajo y la dignidad de los trabajadores, que supone la vulnerabilidad y precariedad vital de muchas personas y familias, son un atentado contra las personas.También puedes leer —  Anunciadas movilizaciones el 14 de julio para reclamar la subida del SMI y la derogación de la reforma laboral

Leer después  0

Comisión Permanente de la HOAC

Comisión Permanente de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC).