31 Domingo del Tiempo Ordinario (31 de octubre de 2021)

Si nos fijamos bien en la respuesta de Jesús en el evangelio de este domingo, el primer mandamiento es la escucha: “escucha, Israel”. Ponernos a la escucha para percibir que Dios es el único Señor y que el mismo amor con que le amamos ha de pasar por el amor al prójimo. Es la virtud de escuchar lo que nos permite sentir a Cristo en cada persona, y amar.

Me pongo hoy a la escucha, de Dios, de las hermanas y hermanos, de la creación y de la vida. Me pongo a la escucha para reconocer a Cristo en todo. Me pongo a la escucha para amar y servir.

Un abrazo en Cristo Obrero y buena semana