Orar en el Mundo Obrero – 2 Domingo del Tiempo Ordinario (16 de enero de 2022)

Empezamos un nuevo año y con ello nos incorporamos a la tarea cotidiana, tras la celebración del misterio de la encarnación de Dios en nuestra vida, que nos reclama el quehacer humanizador del Reino.

La fiesta, la alegría, es algo importante en la vida, que necesitamos compartir, tanto como las luchas y las penas. Cada día se las ofrecemos al Señor en nuestra oración: nuestras alegrías. Es la primera realidad en la que Jesús de Nazaret encarna la Buena Noticia. La alegría que nace de su presencia, de su acción, de su compartir nuestra propia historia. Transforma la realidad.

Es la invitación que el propio papa Francisco nos hace en el 75 aniversario: “¡Alegraos y regocijaos! Hoy quisiera reiterar esa invitación. Alegraos por los 75 años de historia vivida en el empeño de llevar a los hombres y mujeres del mundo obrero, del mundo del trabajo, al encuentro con Cristo Resucitado. Alegraos y regocijaos porque ha sido una historia fecunda, sembrada de vidas entregadas, de semillas de santidad en la vida cotidiana, a través de tantos santos y santas de la puerta de al lado que han vivido en la HOAC su encuentro con Jesucristo, su camino de conversión y su entrega, en la Iglesia, a la misión de anunciar el Evangelio con su vida.”

Es bueno retomar el tiempo de lo cotidiano, acogiendo la esperanza vivida, reconociendo esos signos de alegría que también estamos llamados a cuidar en la vida obrera, y en la Iglesia.

Un abrazo en Cristo Obrero.

¡ Feliz Año! y ¡Hasta mañana en el altar!

Con el Hijo de Dios que nace, soñemos juntos, sueñen ustedes, sueñen con otros

La invitación de Francisco a soñar, y a soñar juntos, a soñar entre nosotros, tiene más sentido en Navidad, cuando celebramos la razón de nuestro sueño y nuestra esperanza. Dios se hace obrero. De María, mujer trabajadora, esposa de trabajador, madre del Jesús Obrero, nace Dios en medio de la vida obrera.

Su luz ilumina hasta los más oscurecidos rincones de la existencia, y nos desvela las sendas de humanidad que podemos transitar para llegar hasta él y, como los pastores y los magos, reconocerle y adorarle. Su luz ilumina las sendas por las que volver a nuestro quehacer cotidiano convertidos por el encuentro, dispuestos a seguir soñando y a compartir el sueño.

Soñar es descubrir en la pequeñez de lo vulnerable, de lo insignificante y marginal, las semillas escondidas del Reino, las que ya están sembradas en la vida, y aquellas de las que somos portadores –como los magos y los pastores– para ofrecer y sembrar en la vida obrera y eclesial. Es seguir percibiendo los signos frágiles y vulnerables del Reino donde surgen, como un niño envuelto en pañales, en las periferias de la vida. Es percibirlos, reconocerlos y cuidarlos.

Soñar es vivir la fe en el proyecto del Reino, convencidos de que Dios tiene la palabra definitiva sobre la historia y la humanidad, y que esta es, siempre, una palabra de amor y de vida, de dignidad y esperanza, de comunión y de santidad.

Soñar es poner cauces de realidad a la Esperanza. Soñar es ilusionarnos con el proyecto de comunión que Dios pone en nuestras manos. Soñar es experimentarnos amados por Dios en toda circunstancia de nuestra existencia. Soñar es construir juntos «un mañana más grande». Es hacer Iglesia.

Soñar es comprometernos en ese mañana posible, en ese presente abierto al sueño de Dios. Es hacerlo con gratitud y con gratuidad generosa. Es hacerlo tejiendo redes, sumando esfuerzos, tendiendo puentes.

Es seguir tejiendo historias de encarnación y de abrazo. Es seguir cuidando de los empobrecidos. Es seguir impulsando una cultura de la solidaridad que haga cada vez más posible el trabajo decente. Es seguir construyendo juntos con nuestras hermanas y hermanos el sueño de Dios, el sueño del Reino. Es seguir tejiendo la solidaria historia de amor de Dios con la humanidad.

Navidad es tiempo de soñar. De gozar de los sueños, y de empezar a hacerlos realidad. Nos insiste Francisco: ¡Qué importante es soñar juntos! […] Solos se corre el riesgo de tener espejismos, en los que ves lo que no hay; los sueños se construyen juntos». Soñemos como una única humanidad, como caminantes de la misma carne humana, como hijos de esta misma tierra que nos cobija a todos, cada uno con la riqueza de su fe o de sus convicciones, cada uno con su propia voz, todos hermanos (FT 8).

Que, en este tiempo de Navidad sigamos cuidando del Reino, de los pobres, del mundo obrero y del trabajo, y de la Iglesia. Sigamos soñando. Juntos. Entre nosotros.

Una de cada cinco muertes por accidente laboral se produce en Andalucía

Una de cada cinco muertes por accidente laboral se produce en Andalucía – La Opinión de Málaga (laopiniondemalaga.es)

En Málaga se han producido 16 siniestros mortales hasta octubre, según los datos de UGT, que reclama actuar de forma más contundente con quien incumple la ley.

El sindicato UGT destacó ayer que, según datos divulgados hasta octubre, uno de cada cinco trabajadores que muere en accidente laboral lo hace en Andalucía, donde ha pedido más controles a empresas y que se «actúe de manera contundente» con quien incumple la ley.

El sindicato ha puesto el foco en los datos oficiales de los que se dispone hasta el mes de octubre, que indican que se han registrado 122 fallecimientos en accidente laboral en Andalucía. El dato supone «un incremento de aproximadamente el 31% con respecto al año 2020», señaló en un comunicado.

Thank you for watching

Los accidentes de trabajo mortales en Andalucía representan el 20,75% del total nacional -en España han ocurrido, hasta el mes de octubre, 588 accidentes de trabajo mortales-, remarcó UGT, que incidió en que de los 122 accidentes de trabajo mortales andaluces, 95 se han producido en jornada laboral y 27 ‘in itinere’ (al ir o volver del lugar de trabajo).

En este sentido, subrayó «el fuerte incremento de accidentes laborales mortales ‘in itinere’, que han aumentado un 170% con respecto al año pasado, «algo que debe ser objeto de análisis pues no sólo se debe a la vuelta a la nueva normalidad». En Andalucía, agregó, «aumentan todos los registros de siniestralidad en comparación con el mes de octubre del año pasado».

Han subido los accidentes con baja (12,06%), los accidentes en jornada (11,23%), los accidentes ‘in itinere’ (18,23%), los accidentes graves (8,48%) y los accidentes mortales (31,18%). Los accidentes mortales en jornada también suben un 14,46%.

Por provincias, de los 122 accidentes mortales, 29 se han producido en Sevilla, 19 en Cádiz, 16 en Málaga, 12 en AlmeríaCórdoba Jaén y once en Granada HuelvaCádiz es la provincia que ha experimentado un mayor incremento de accidentes laborales mortales (111,11%), seguida de Córdoba (71,43%) y Jaén (71,43%).

Además, uno de cada cuatro accidentes graves, y uno de cada cuatro accidentes mortales ‘in itinere’ que se producen en España, son andaluces, destacó la nota de prensa.

De los 122 accidentes mortales acaecidos en la comunidad, 63 de ellos se han producido en el sector servicios, 22 en industria, 20 en construcción y 17 en el sector agrario, remarcó el sindicato, que destacó «el alto incremento en la siniestralidad laboral en el sector servicios», donde los accidentes mortales han aumentado un 64,10%, los accidentes en jornada un 26,47% y los accidentes ‘in itinere’ «un inaceptable» 300%.

«Con los datos facilitados por la Junta, cinco personas han muerto a causa de un accidente de trabajo en su primer día de jornada laboral, lo que denota la falta de formación facilitada a los trabajadores en materia de Prevención de Riesgos Laborales», insistieron. En jornada de trabajo han fallecido seis trabajadores en sus primeros dos días, nueve trabajadores en los primeros 14 días y 17 en el primer mes de trabajo.

Por provincias, es Málaga donde se presentan más partes de enfermedades profesionales, con 245 partes seguida de la provincia de Cádiz, con 241. En cuanto a los grupos de enfermedad, es el Grupo 2 -enfermedades profesionales causadas por agentes físicos-donde más partes se comunican, un total de 803.

Trabajo y pobreza. Cuando trabajar no es suficiente para vivir dignamente

Ediciones HOAC presenta el libro Trabajo y pobreza. Cuando trabajar no es suficiente para vivir dignamente de Ana María Rivas.

En este libro se subraya que no estamos ante un mero cambio ideológico o de política económica sino ante la imposición de un modelo de gobierno del mundo, de los estados y de las personas: el de la «gobernanza neoliberal», que supone una nueva «racionalidad», una nueva «razón del mundo», que busca inscribirse en las mentes y en los cuerpos como un «nuevo sentido común», un conjunto de supuestos, creencias y certezas presentadas como incuestionables desde donde percibir, representar, construir, organizar y nombrar nuestro mundo.

Con su relato realiza una aportación imprescindible en la descripción y el análisis de las continuas transformaciones del trabajo asalariado y de las subjetividades obreras, dirigidas a la implantación e inscripción de esa nueva versión del viejo capitalismo, que pretende instituirse como una «lógica normativa global», que genera un modelo individualizado de relaciones sociales, de maneras de vivir, de subjetividades, de formas de existencia, en las que lo que menos cuenta es la vida humana y su dignidad.

A través del sentido común lo que es producto de la voluntad e intencionalidad social se disfraza de obvio, inevitable y natural, dificultando su contestación, oposición y resistencia. Un nuevo sentido común construido a partir de los principios rectores de la gestión empresarial (eficiencia, rendimiento, productividad, competencia, competitividad, cálculo, responsabilidad individual, autocontrol, calidad, evaluación, libre elección, rendimiento de cuentas), elevada a categoría de modelo de subjetivación: cada cual es una empresa a gestionar y un capital que hay que rentabilizar y sacar beneficios; modelo de sociedad: la «sociedad-empresa», formada por individuos-empresa, empresarios de sí mismos, emprendedores; y un modelo de Estado: el «Estado de la competencia», cuya acción es hacer de la competencia la ley de la economía nacional.

En esta lógica, el trabajo asalariado como fuente de ingresos para la subsistencia, ha sido utilizado por el poder para lograr el consentimiento de los individuos a esa forma neoliberal de gobernabilidad de los cuerpos y las mentes. El proceso de precarización del trabajo y el empobrecimiento de los trabajadores y de las trabajadoras ha sido una de las dinámicas desplegadas para la construcción de esta nueva arquitectura mundial, necesitada de sujetos dóciles, disciplinados y bien adiestrados en la normalidad neoliberal.

Orar en el mundo obrero – Adviento y Navidad

En este Adviento en que hemos empezado a recorrer los segundos 75 años de nuestra andadura, el papa Francisco nos invita con insistencia a soñar, a hacerlo entre nosotros, y a hacerlo con otros. Un sueño tejido de esperanza en medio de la vida obrera; esa vida que es manifestación de una mística y de una espiritualidad que estamos llamados, especialmente consiliarios y animadoras y animadores de la fe, a cuidar con ternura.

Que este Adviento sea tiempo de oración, de esperanza, de conversión y de sueños.

EUCARISTÍA EN MEMORIA DEL BEATO CARLOS DE FOUCAULD

Miércoles, 1 de diciembre de 2021 a las 19h.

Parroquia de la Santísima Trinidad

Placeta del Compás de la Trinidad, 2


MÁLAGA

La forma en que el

hermano Carlos de Foucauld imitó a su bienamado

hermano y Señor Jesús,

desde su búsqueda

y conversión

hasta su muerte violenta

en el desierto del Sáhara,

nos ha seducido.
 Su espiritualidad

de Nazaret,

su empeño de gritar

el Evangelio con la vida,

su experiencia del desierto

y su deseo de ser amigo

de los últimos,

son la savia que alimenta 

a los que formamos

su familia espiritual.

image.png

UNA ASAMBLEA DIOCESANA MUY ESPECIAL

El pasado 14 de noviembre los y las militantes de la HOAC de Málaga celebramos una asamblea diocesana. Por varias razones no se trató de una asamblea diocesana más: era la primera vez que nos volvimos a reunir físicamente tras el inicio de la pandemia, este año celebramos el 75 aniversario del nacimiento de la HOAC, es la primera asamblea con nuestro hermano Pepe Sánchez y nuestra hermana Emilia en los brazos del Padre, estamos preparando el camino que nos llevará a la XIV Asamblea General que se debió celebrar este verano y que se aplazó por el COVID-19 al verano de 2023, se celebra la Jornada Mundial de los Pobres…

Estamos muy agradecidos por la presencia y participación en nuestra Asamblea de la HOAC de Málaga de nuestro Delegado de Apostolado Seglar, Francisco Castro, que nos animó a vivir una mística del trabajo en favor de esa pobreza terrible que afecta al mundo laboral, además del saludo virtual de nuestra presidenta de la HOAC, Maru Megina, y de nuestros hermanos y hermanas de la Acción Católica General de Málaga, el Movimiento Rural Cristiano y Frater.


En el día en que la Iglesia celebra la Jornada Mundial De Los Pobres, hemos aprobado en la Asamblea Diocesana de la HOAC de Málaga nuestra planificación de trabajo para los dos próximos años, comprometidos ante el empobrecimiento y la debilidad del mundo obrero y del trabajo.


Una planificación diocesana que nace desde la reflexión, el trabajo y la vivencia que en la HOAC de Málaga hemos hecho de la revisión de la Planificación del bienio anterior; y de los documentos que han sido aprobados comunitariamente para este bienio (Plan de Trabajo de la HOAC General y Planificación de la HOAC de Andalucía para el bienio 2021-23).


Las seis prioridades que queremos vivir, deben ser el motor que nos mantenga fieles a Jesucristo, a la Iglesia y al Mundo Obrero, y deben ser la referencia que nos ayude a mantener esta fidelidad, como comunidad eclesial, en nuestra vida personal (Proyecto personal de vida militante –PPVM- y Proyecto Evangelizador -PE), en nuestros equipos (Plan de Equipo), a nivel diocesano (Quehacer Apostólico Comunitario -QAC) y en los niveles de zona y general; creciendo en la alegría de anunciar la Buena Noticia, para que cada día nos esforcemos en pensar, sentir y actuar como Jesús, el obrero de Nazaret.


Como pilar fundamental y lo único que da verdadero sentido a toda nuestra vida y misión, vamos a continuar cultivando la experiencia gozosa de encuentro personal y comunitario con Jesucristo. Una “Espiritualidad del cuidado” que, desde la práctica diaria de la oración personal, la animación de la fe comunitaria, la vivencia de los sacramentos y la profundización de los diversos planes de formación como camino de cultivo de la Espiritualidad y de una mística profunda, nos lleve a seguir configurando nuestra existencia personal y comunitaria desde Él.


Para ello vemos necesario seguir fortaleciendo la vida de los equipos, explorar nuevos caminos que ayuden a que todas las militantes nos entusiasmemos y experimentemos esta riqueza desde la vida comunitaria y a acompañándonos comunitariamente más y mejor poniendo nuestros carismas al servicio de esta experiencia comunitaria desde las diversas responsabilidades y reavivando el funcionamiento del Grupo Diocesano de Formación.


Queremos continuar orientando y contextualizando nuestro ser y misión evangelizadora ante el contexto actual. De este modo generar un cambio de mentalidad y promover dinámicas transformadoras y evangelizadoras a nivel social, cultural, político y laboral, cuidando la vivencia del quehacer apostólico comunitario (QAC) desarrollándose desde nuestro ser eclesial como Acción Católica para la Pastoral Obrera. Y así, compartirlo y ponerlo al servicio de la Iglesia Diocesana.


Nos ponemos en marcha para el Sínodo sobre la Sinodalidad convocado por el papa Francisco, abiertos a las sorpresas del Espíritu Santo junto a toda la comunidad diocesana convencidas de que el proceso de consulta será un momento de gracia, de encuentro, escucha recíproca y de discernimiento que nos puede ayudar a continuar aprendiendo a “caminar juntos en la misma dirección” sabiendo que mientras buscamos al Señor, es Él quien viene primero a nuestro encuentro con su amor.


Queremos seguir creciendo en prácticas de comunión con el Ministerio Pastoral y la realidad diocesana mediante la comunicación frecuente con el Sr. Obispo y los Vicarios, y nuestra participación activa a través de la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar.

Generar en nosotros y nosotras procesos de conversión que nos haga ir transitando en prácticas y hábitos de vida que contemplen el cuidado de la Casa Común, que promuevan un modelo de economía que ponga la Vida en el centro y nos haga vivir y extender la experiencia de hacer vida la fraternidad y la solidaridad como nos propone la encíclica “Fratelli Tutti”.


Queremos dar mayor importancia a la difusión de la HOAC y a nuestras publicaciones como medios para el anuncio explícito de la fe como elemento central de nuestro compromiso y vida militante. Creando espacios para fomentar la información y el debate junto a otros (centros de interés, charlas, jornadas…), y colaborar en el diálogo, compartir visiones y búsquedas de soluciones ante diversos temas o problemas que veamos necesarios abordar.


Hemos culminado nuestra celebración por el 75 aniversario de la HOAC con la Eucaristía de Acción de Gracias presidida por el Sr Obispo, D. Jesús Catalá, el pasado 30 de octubre 2021 en la catedral de Málaga, y estamos terminando de recoger los testimonios
para elaborar la Historia de la HOAC de Málaga, y convocar en este curso un acto de presentación.


Continuamos en los dos próximos cursos acogiendo los materiales de la XIV Asamblea General que celebraremos en agosto de 2023, y pondremos todos los medios para trabajarlos en profundidad, aportando todo lo que veamos necesario dando gracias al Padre por todo este proceso asambleario. Es una oportunidad para potenciar nuestro vínculo a la HOAC, su quehacer y misión. Es también un medio para nuestra vinculación a la Iglesia y su misión evangelizadora en el mundo obrero.

Asamblea Fiare Andalucía Oriental

El sábado 20 de noviembre se ha realizado en Granada la Asamblea de personas socias de Fiare Banca Ética de la zona de Andalucía oriental.

La asamblea, que ha servido para retomar la presencialidad y el encuentro después de casi dos años de pandemia, ha puesto de manifiesto que es posible construir un modelo alternativo y viable de banca al servicio de la justicia y del bien común gracias al compromiso continuado de las personas y entidades socias. En el encuentro se ha compartido el momento actual de la entidad. Una situación que va más allá de los números y las cifras, y que expresa que la viabilidad de este proyecto contracultural de entidad financiera es posible gracias no sólo a la profesionalidad y buen hacer de sus gestores en el plano financiero, sino sobre todo porque esta actividad se sustenta en un modelo de participación y construcción democrática y colaborativa de esta cooperativa de crédito. Hemos constatado, una vez más, que Fiare, nuestro banco, lo estamos construyendo entre todos y todas las personas e instituciones que hemos apostado por él. Porque no sólo somos clientes, sino socios y socias que tenemos voz, voto, participamos y somos tenidos en cuenta en la toma de decisiones. Personas y colectivos que luchamos y trabajamos por un mundo más justo, equitativo y sostenible, experimentamos que estamos construyendo un modelo de banca acorde con nuestros principios, pues el objetivo de colaborar en la transformación social desde la intermediación financiera se concreta en el día a día en la financiación a proyectos que están al servicio de la promoción de las personas y del medioambiente.


Además, nos alegra constatar como, sin ponernos de acuerdo, hemos confluido en este proyecto diversos militantes de la HOAC que junto a otros compañeros y compañeras, ponemos nuestro granito de arena para que esta banca cooperativa, democrática, participativa y al servicio de la justicia sea una realidad viable. Para terminar, volvemos a insistir en que la coherencia entre nuestros pensamientos y actuaciones cotidianas debe plasmarse en apuestas concretas que vayan más allá de las buenas intenciones y las buenas palabras, porque ese otro mundo posible y necesario sólo llegará desde la coherencia personal e institucional en la toma de las decisiones de cómo y de qué manera consumimos cada día. No podemos seguir haciendo el juego a una banca tóxica cuya única finalidad es el lucro y el máximo beneficio a toda costa, sin importarle lo más mínimo las consecuencias sobre las personas, los trabajadores/as, los pueblos y el medio ambiente de unas actividades financieras que podrán ser lícitas pero que desde luego son contrarias al bien común y al desarrollo de una vida plena.