Inicio

HOAC

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) es un Movimiento de Acción Católica especializado en el Mundo Obrero.

La HOAC está formada por hombres y mujeres que han decidido vivir la fe y el seguimiento a Jesucristo en las condiciones de vida y trabajo del mundo obrero, en sus sectores más débiles y empobrecidos.

La vida y misión de la HOAC se expresa en la vida de sus militantes que encarnándose en las circunstancias actuales de fragmentación y precarización del mundo obrero, comprometiéndose y trabajando para que los sectores más empobrecidos tengan voz y protagonismo, denunciando toda realidad que atenta contra el plan de Dios..., testimonian a Jesucristo e invitan a sus compañeros y compañeras a seguirle.

Así, comprometidos en su lugar de trabajo, en el barrio, en las organizaciones obreras..., participando vivamente en su Iglesia diocesana, la HOAC va acercando la Iglesia al mundo obrero y el mundo obrero a la Iglesia.

Para vivir todo lo anterior, la HOAC siempre ha concedido un papel fundamental a la formación de militantes obreros cristianos. Formación, entendida como el logro progresivo de un modo de ser, de pensar, de sentir, de actuar y de vivir, personal y comunitariamente, profundamente cristiano.

La HOAC nace en 1946 como Movimiento Apostólico de Acción Católica, con la misión de hacer presente a Jesucristo y a su Iglesia en el mundo obrero. Su promotor y primer militante fue Guillermo Rovirosa, quien aceptó el encargo de la jerarquía de poner en marcha la rama obrera de la Acción Católica.

A lo largo de su historia la HOAC ha mantenido unas constantes:

  • Estar al servicio de la misión evangelizadora de la Iglesia en el Mundo Obrero ayudando a muchos trabajadores a su promoción y desarrollo personal, a descubrir su dignidad de ser persona y obrero, a despertar la conciencia obrera cristiana, y a vivir en la Iglesia del Obrero de Nazaret.
  • Desarrollar la conciencia obrera, vivida desde la solidaridad con los empobrecidos: son los propios obreros los protagonistas de la evangelización, por ello la HOAC ha formado varias generaciones de militantes obreros cristianos, que han ido desarrollando una conciencia unitaria, adulta, crítica, obrera y profundamente cristiana.
  • Conservar, por su condición de Movimiento Apostólico de Acción Católica, una profunda espiritualidad laical que hace que el hombre y la mujer se sumerjan en el mundo para intentar prolongar donde estén la acción de Dios.
  • Sentirse vinculada a los otros movimientos de Acción Católica manteniendo una estrecha relación y comunión con los Obispos.

El caminar de la HOAC, en definitiva, ha sido una vida de fe en la que lo cristiano y lo obrero se funden. Su mayor aportación al Mundo Obrero ha sido la fe en Jesucristo.

 

 

© 2019 HOAC de Málaga