Inicio
Comunicado
Comunicado de la HOAC ante las elecciones autonómicas en Andalucía

13/03/2012. Fuente: HOAC. Noticia leída 401 veces.

Los cristianos hemos de dar razones de nuestra fe. Una fe que abarca toda existencia e ilumina nuestras acciones y decisiones. Y es necesario que seamos, en estos momentos de crisis y en un proceso electoral, sujetos de esperanza y compromiso.

Comunicado de la HOAC ante las elecciones autonómicas en Andalucía

Las elecciones son siempre un momento importante en el desarrollo de la vida democrática. Pero estas elecciones en Andalucía para el próximo 25 de marzo, es de especial importancia, dada la situación en que se encuentra nuestra comunidad. En particular, por el sufrimiento que la crisis económica y las políticas que se están llevando a cabo están provocando en tantas familias trabajadoras.

Desde la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Málaga, como movimiento eclesial en el mundo obrero y del trabajo, pensamos que estas elecciones deben servir para expresar con nuestro voto la necesidad de cambiar de raíz la orientación de las decisiones políticas que se están tomando, particularmente aquellas decisiones para hacer frente a la crisis.

La reforma laboral que nos impone el gobierno central, al igual que las 15 reformas anteriores, siempre se han presentado como una necesidad para combatir el desempleo, pero sólo han conseguido: incrementar el empleo temporal (especialmente para los jóvenes), diversificar las modalidades de contratación a la carta, abaratar el coste del despido, reducir el crecimiento de los salarios y  devaluar lo público (servicios sociales, educación y sanidad).
 
En definitiva, han profundizado en el trabajo precario y en el empobrecimiento de las familias trabajadoras. Un ejemplo lo tenemos en los años de crecimiento económico anteriores a la actual crisis: aún creándose riqueza y empleo, estos no sirvieron para disminuir la pobreza en nuestro país.
 
Como dice el Papa Benedicto XVI en su encíclica “Caritas in veritate”: “El primer capital que se ha de salvaguardar y valorar es el hombre, la persona en su integridad” (n25). Y creemos que este principio fundamental para la justicia y la dignidad en la vida social, no se está teniendo en cuenta en muchas de las decisiones políticas que se están tomando.
 
El paro y la precariedad son, hoy, un ataque sin precedentes a la dignidad de las personas. La situación económica convierte a las personas en mercancías. La falta de trabajo y la precariedad del mismo atentan contra la dignidad del hombre, creando no sólo situaciones de injusticia y de pobreza, que frecuentemente degeneran en desesperación, criminalidad y violencia, sino también crisis de identidad en las personas. Es urgente, pues, que surjan por doquier medidas eficaces, planteamientos serios y atinados, así como una voluntad inquebrantable y franca que lleve a encontrar caminos para que todos tengan acceso a un trabajo digno, estable y bien remunerado, mediante el cual se santifiquen y participen activamente en el desarrollo de la sociedad”. Benedicto XVI (Mensaje al II CONGRESO NACIONAL DE LA FAMILIA EN EL ECUADOR 9-12 NOVIEMBRE 2011)
 
Los cristianos hemos de dar razones de nuestra fe. Una fe que abarca toda existencia e ilumina nuestras acciones y decisiones. Y es necesario que seamos, en estos momentos de crisis y en un proceso electoral, sujetos de esperanza y compromiso.
 
Para terminar, podemos recordar lo que nos dicen nuestros Obispos de Andalucía: “La actitud coherente es la de tomar el bien común como el criterio decisivo a la hora de emitir el voto. El bien común en la Doctrina Social de la Iglesia, es aquél conjunto de condiciones económicas, sociales, políticas, culturales y religiosas que posibilitan el desarrollo integral de cada persona y de todas las personas, de cada pueblo y de todos los pueblos” (Cf. Pacem in Terris, 38; Mater et Magistra, 65).
 
© 2019 HOAC de Málaga