Inicio
Convocatoria
Gesto p√ļblico de solidaridad y denuncia ante la siniestralidad laboral

02/02/2010. Fuente: HOAC / Pastoral Obrera. Noticia leída 398 veces.

  ¡El trabajo es para la vida!        ¡Ni un muerto más!     Viernes 5 de Febrero de 2010 a las 20:00h    Lugar: Plaza del Obispo

 

CONVOCATORIA 

Gesto público de solidaridad y denuncia ante la siniestralidad laboral

 

EL TRABAJO ES PARA LA VIDA  

NI UN MUERTO MÁS 

 

Viernes 5 de Febrero de 2010 a las 20:00h 

Lugar: Plaza del Obispo 

 

Comenzamos febrero con un nuevo accidente laboral mortal. Es el primer trabajador que pierde la vida en Málaga en su puesto de trabajo en este año 2010.

El pasado 1 de febrero fallecía un joven de 26 años de edad en la calle Barranco Pérez del municipio de Cómpeta. El accidente se produjo en pleno centro del pueblo, aunque esto no evitó que el trabajador, que se encontraba solo realizando una zanja de 3,5 metros de profundidad, quedara sepultado bajo la tierra en el interior de la zanja al desprenderse una parte de la misma. 

Ante este nuevo suceso de siniestralidad laboral en nuestra provincia, la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) y el Secretariado Diocesano de Pastoral Obrera, ambas instituciones vinculadas al Obispado de Málaga quieren manifestar ante la opinión pública:

En primer lugar, desde nuestro sentimiento más profundo como trabajadoras y trabajadores, nos queremos unir al inmenso dolor de sus familiares y allegados. Al mismo tiempo, queremos expresar la rabia y la impotencia que sentimos, como personas del Mundo Obrero y como cristianos, ante la cruda realidad de la siniestralidad laboral, y vamos a convocar una concentración silenciosa, a la que invitamos a participar a toda la sociedad malagueña, para poder testimoniar juntos nuestro dolor y nuestra solidaridad con los familiares y compañeros de este trabajador.

Con este gesto público, queremos también ayudar como concienciar y hacer un llamamiento a la sociedad de la necesidad de poner medios que posibiliten que“El trabajo sea para la vida y que no existan más muertes en el mundo del trabajo”.

 

“La solidaridad nos ayuda a ver al ‘otro’ - persona, pueblo o
nación- no como un instrumento cualquiera para explotar a poco
coste su capacidad de trabajo y resistencia física,
abandonándolo cuando ya no sirve, sino como un ‘semejante’
nuestro (…) para hacerlo partícipe, con nosotros, del banquete
de la vida, al cual todos los hombres son igualmente invitados”
(Sollicitudo rei socialis, n. 39)

 

Para los cristianos, seguidores de Jesucristo, para la Iglesia, la dignidad, la salud y la vida de cualquier trabador o trabajadora valen más que todo el oro del mundo. El valor del trabajo no reside en su rentabilidad económica, ni siquiera en el producto o servicio que genera; radica en la persona que lo realiza, imagen e hija de Dios, que quiere que el trabajo sea para la vida, y no al contrario. Por eso, también forma parte de nuestra tarea evangelizadora el velar y luchar por esa vida, por esa dignidad. 


Al mismo tiempo, con este acto queremos transmitir que la siniestralidad laboral se debe afrontar ya, no solo como un problema laboral, sino como un problema social y político que exige el compromiso de todos y todas (administraciones, empresarios, trabajadores, organizaciones sindicales, partidos políticos, asociaciones, etc.). No podemos mantenernos impasibles ante tanta desgracia injusta y, en muchos casos, evitable.


Os rogamos hagáis extensible esta convocatoria a todas las personas de vuestro entorno que compartan esta sensibilidad y puedan sumarse a esta convocatoria.

Málaga, Febrero de 2010


Un trabajador de 26 años ha fallecido en Cómpeta (Málaga) el 1 de febrero; el joven estaba realizando una zanja de 3,5 metros de profundidad para conectar el saneamiento de una urbanización a la red general, y al bajar al interior de la misma quedó sepultado por el deslizamiento de tierra. Estaba solo y tuvieron que pasar varias horas hasta que sus compañeros lo echaron de menos y fueron a localizarlo. 

 

www.diocesismalaga.es/hoac

© 2019 HOAC de Málaga