Inicio
Siniestralidad Laboral
Un trabajador fallece al quedar sepultado en una zanja en Cómpeta

02/02/2010. Fuente: Diario Sur. Noticia leída 413 veces.

El fallecido, que trabajaba con una máquina excavadora, se encontraba solo en el momento en que se produjo el accidente.

Un obrero de 26 años murió ayer en el municipio de Cómpeta al quedar sepultado en la zanja en la que trabajaba. El suceso se produjo en la calle Barranco Pérez, en pleno centro del pueblo, como consecuencia de un deslizamiento del terreno. El joven estaba trabajando en la realización de una zanja que debía servir para conectar el saneamiento de una urbanización a la red general.

El cuerpo sin vida del trabajador fue hallado enterrado en el interior de la zanja, de 3,5 metros de profundidad por uno de ancho.

Dado que en el momento del suceso el trabajador estaba sólo en la obra, se cree que el accidente pudo producirse cuando el fallecido, que trabajaba con una maquina realizando la excavación, se bajó para comprobar sobre el terreno la profundidad de la zanja con una vara.

Faltó al almuerzo 

Los compañeros del fallecido, que es natural de Arenas y padre de un niño de corta edad, comenzaron a sospechar que algo podía haberle sucedido al no acudir a la hora del almuerzo al restaurante donde solían comer habitualmente.

Tras almorzar, varios compañeros acudieron al lugar donde debía estar trabajando realizando la zanja para conocer por qué motivo no había acudido a comer.

Fue entonces cuando comprobaron nada mas llegar a la calle que la maquina se encontraba arrancada, pero sin nadie en la cabina, por lo que de inmediato se pusieron a revisar la zanja, comprobando que se había producido un deslizamiento en un tramo, debido posiblemente a que el suelo se encontraba bastante húmedo como consecuencia de las lluvias de las últimas semanas.

De inmediato comenzaron los trabajos para tratar de desenterrar al joven, tarea que no resultó fácil, ya que tardaron casi una hora.

Los compañeros de víctima lograron rescatar el cuerpo sobre las tres de la tarde. Aunque un equipo médico que se desplazó con urgencia hasta el lugar le practicó maniobras de reanimación, únicamente pudieron certificar la muerte del trabajador.

Tras el levantamiento del cadáver, que se produjo sobre las 17 horas, el cuerpo sin vida del joven fue trasladado al Instituto Anatómico Forense, donde hoy le será practicada la autopsia.

Según fuentes judiciales, la muerte pudo producirse por asfixia al quedar sepultado, aunque habrá que esperar a los resultados de la autopsia para conocer qué produjo el fallecimiento.

El suceso está siendo investigado por el grupo de Policía Judicial de la Guardia Civil, que ayer mismo se desplazó hasta el municipio para inspeccionar el lugar del siniestro y recabar los testimonios de los compañeros y vecinos de la zona.

 

EL TRABAJO ES PARA LA VIDA

 

NI UNA MUERTE MÁS

 

  

"...Y que los obreros muertos en el campo de honor

del trabajo y de la lucha, descansen en paz."

© 2019 HOAC de Málaga