Inicio
Convocatoria
Gesto p√ļblico de solidaridad y denuncia ante la siniestralidad laboral

08/02/2009. Fuente: Comisi√≥n Diocesana HOAC. Noticia leída 492 veces.

  ¡El trabajo es para la vida!        ¡Ni un muerto más!     Viernes 13 de Febrero de 2009 a las 20:00h    Lugar: Plaza del Obispo

 

CONVOCATORIA 

Gesto público de solidaridad y denuncia ante la siniestralidad laboral

 

EL TRABAJO ES PARA LA VIDA  

NI UN MUERTO MÁS 

 

Viernes 13 de Febrero de 2009 a las 20:00h 

Lugar: Plaza del Obispo 

 

Una vez más nos encontramos con la injusta realidad de que un trabajador ha perdido la vida mientras trabajaba. Un joven mecánico de nacionalidad brasileña de 21 años perdió la vida el pasado jueves (5/2/09) al caerle encima la cabina del camión en el que trabajaba.

Es el primer accidente mortal que se produce en la provincia de Málaga en este año que acabamos que comenzar y ante ello, la HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) y el SECRETARIADO DIOCESANO DE PASTORAL OBRERA queremos ante todo expresar nuestro dolor y nuestra solidaridad con los familiares, allegados y compañeros de este trabajador. Al mismo tiempo, queremos expresar la rabia y la impotencia que sentimos, como personas del Mundo Obrero y como cristianos, ante la cruda realidad de la siniestralidad laboral.

Este joven trabajador formará parte de la estadística sobre siniestralidad laboral de nuestra provincia que se saldó en 2008 con 14 trabajadores. Detrás de cada dato estadístico está el sufrimiento y el dolor que genera la pérdida de un ser humano, de un hijo, de un padre,... de un HERMANO.

 “...la situación de la salud laboral urge a los cristianos a comprometerse activamente por un trabajo sin víctimas, en defensa de la vida, colaborando según las posibilidades de cada uno a formar, en nuestra sociedad, la conciencia de la gravedad de la situación y sus causas, y seguir apoyando la promoción del mundo del trabajo en el conocimiento de los derechos y también de las obligaciones de los trabajadores respecto a la salud laboral, para exigir su respeto y comprometerse en observar la normativa laboral...” (Conferencia Episcopal Española. Nota sobre la defensa y promoción de la vida en el trabajo, 2000).

 Para los cristianos, seguidores de Jesucristo, para la Iglesia, la dignidad, la salud y la vida de cualquier trabajador o trabajadora valen más que todo el oro del mundo. El valor del trabajo no reside en su rentabilidad económica, ni siquiera en el producto o servicio que genera; radica en la persona que lo realiza, imagen e hija de Dios, que quiere que el trabajo sea para la vida, y no al contrario. Por eso, también forma parte de nuestra tarea evangelizadora el velar y luchar por esa vida, por esa dignidad.

Al mismo tiempo, con este gesto, queremos transmitir que la siniestralidad laboral se debe afrontar ya, no solo como un problema laboral, sino como un problema social y político que exige el compromiso de todos y todas (administraciones, empresarios, trabajadores, organizaciones sindicales, partidos políticos, asociaciones, etc.). No podemos mantenernos impasibles ante tanta desgracia injusta y, en muchos casos, evitable.

Rogamos se haga extensible esta convocatoria a todas las personas de su entorno que compartan esta sensibilidad y puedan sumarse a esta convocatoria.

“... y que los obreros muertos en el campo de honor del trabajo

y de la lucha descansen en Paz”  (Oración a Jesús Obrero)

Málaga, 8 de febrero de 2009

 


 

 Un día después de la presentación de una campaña de la Junta de Andalucía para prevenir siniestros laborales en la construcción, un joven mecánico perdió la vida al caerle encima la cabina del camión en el que trabajaba. Es el primer fallecido en el tajo en 2009 en la provincia de Málaga.

El suceso se produjo el jueves 5 de febrero a las 13.40 horas en un taller situado en el Camino de Cotilla, en la barriada malagueña de Santa Rosalía-Maqueda. La víctima, de 21 años y de nacionalidad brasileña, murió aplastada por el vehículo, que le cayó encima y le atrapó las piernas.

Al parecer, el joven estaba haciendo unas reparaciones en la cabeza tractora de un camión articulado de gran tonelaje. Según explicaron fuentes cercanas al caso, utilizó unos elevadores para suspender el vehículo, al que debía cambiarle las pastillas de freno. Sin embargo, cuando le estaba quitando las ruedas, la cabina del tráiler no se sostuvo sobre el elevador y le cayó encima, lo que le produjo la muerte prácticamente en el acto.

www.diocesismalaga.es/hoac

© 2019 HOAC de Málaga