Inicio
Siniestralidad Laboral
La Fiscalía pide cárcel para los primeros empresarios acusados de poner en peligro a sus trabajadores

20/01/2009. Fuente: Diario Sur. Noticia leída 480 veces.

Están procesados por delito de riesgos, al no instalar medidas de seguridad para evitar siniestros laborales.

La mano dura de la Fiscalía se extiende no solo a aquellos empresarios cuya falta de celo con las medidas de seguridad provoca los accidentes laborales de sus trabajadores, sino también contra aquellos que son sorprendidos sin cumplir las obligatorias normas, poniendo en riesgo a sus empleados. Así, los fiscales han desempolvado los artículos 316 y 317 del Código Penal, que estipulan sanciones de hasta tres años de cárcel aun cuando no se produzca el accidente. Basta con que se ponga en peligro la vida del trabajador para actuar.
En esa línea, la Fiscalía contra la Siniestralidad de Málaga va a llevar a juicio a los primeros empresarios acusados de delitos de riesgos laborales por no instalar las medidas de seguridad adecuadas para los que pide un año de cárcel y 5.400 euros de multa.
«Lo que se persigue es atajar el problema desde la raíz, que es la falta de cultura preventiva», explica Miriam Martínez, fiscal coordinadora de siniestralidad laboral.
Las primeras acusaciones se refieren a dos casos, ambos del sector de la construcción, uno en Marbella y otro en la capital.
En el primero, está acusado el responsable de una empresa cuyos trabajadores realizaban obras de reparación de la fachada de un edificio subidos a una escalera metálica, sin sujeción alguna, a una altura cinco metros de altura. Los obreros carecían de arneses, cinturones de seguridad y de ningún otro medio de protección. La Fiscalía considera que el dueño de la empresa puso en peligro la integridad física de los operarios.
En el segundo caso, además del empresario, están acusados dos arquitectos técnicos -para los que se pide también prisión y multa-, por «permitir que la obra se realizara pese a la inseguridad» que presentaba. Así, los operarios trabajaban en el ático de unas viviendas unifamiliares en unas plataformas a más de dos metros de altura que no contaban con barandillas y que estaban colocadas sobre patas notoriamente inclinadas en unos andamios carentes de estabilidad.
Estas acusaciones provienen de denuncias interpuestas por el propio Ministerio Público el pasado año tras recibir comunicaciones de la Inspección de Trabajo. Todas las denuncias presentadas por presunto delitos de riesgos se refieren al sector de la construcción. Miriam Martínez asegura que los procesos por accidentes laborales son largos porque resulta bastante complicado averiguar quienes son los responsables.
Estas medidas pretenden frenar la siniestralidad laboral en la provincia. Sólo el pasado año murieron doce trabajadores en accidentes provocados por la falta de seguridad, ocho de ellos en empresas relacionadas con la construcción, el sector más castigado por este tipo de siniestros. Durante 2008, se produjeron en Málaga más de 21.000 accidentes laborales, algo menos que en el año anterior, pero un número que sigue siendo elevado.

Procesos penales: El año pasado la Fiscalía ha intervenido en 110 procesos penales por accidentes laborales con resultado de lesiones y muerte, frente a los 87 del 2007.
Acusaciones: Se presentaron un total de 20. En 2007 fueron 12.
Sentencias: En 2008 se dictaron siete sentencias condenatorias y tres absolutorias.
© 2019 HOAC de Málaga