Inicio
Pastoral Obrera
La crisis económica preocupa a la Pastoral Obrera

03/12/2008. Fuente: Pastoral Obrera. Noticia leída 467 veces.

Durante los días 22 y 23 de noviembre de 2008 se han celebrado en Madrid, las Jornadas Generales de los Delegados Diocesanos de Pastoral Obrera y Presidentes de los Movimientos Obreros Cristianos, presididos por Mons. D. Antonio Algora, Obispo de Ciudad Real y Responsable del Departamento de Pastoral Obrera, de la CEAS y con la presencia de 32 diócesis, con el lema «Con la fuerza del Espíritu Santo desbordéis de esperanza».

Comunicado de las jornadas de delegados de Pastoral Obrera
“La crisis económica preocupa a la Pastoral Obrera”
Durante los días 22 y 23 de noviembre de 2008 se han celebrado en Madrid, las Jornadas Generales de los Delegados Diocesanos de Pastoral Obrera y Presidentes de los Movimientos Obreros Cristianos, presididos por Mons. D. Antonio Algora, Obispo de Ciudad Real y Responsable del Departamento de Pastoral Obrera, de la CEAS y con la presencia de 32 diócesis, con el lema “Con la fuerza del Espíritu Santo desbordéis de esperanza”.
Durante éstas, Francisco Pérez, economista y miembro del Equipo de la Delegación Pastoral Obrera de Zaragoza, ha impartido la ponencia “Crisis económica, causas y consecuencias para el Mundo Obrero y lectura desde la Revelación y la Doctrina Social de la Iglesia”. Hemos compartido experiencias de diferentes diócesis que nos han animado a seguir con esperanza en la misión que la Iglesia nos ha encomendado. También nos hemos planteado las líneas de acción del Departamento de Pastoral Obrera para los próximos años.
En estas Jornadas hemos constatado que:
  • Vivimos en una sociedad con profundas convulsiones, que se nos presenta con grandes amenazas para la vida de los hombres y mujeres del mundo obrero, pero también con posibilidades para la vida humana.
  • En esta situación comprobamos cómo el sistema neoliberal de producción y consumo, que domina la sociedad y los cambios sociales, se ha manifestado incapaz de solucionar los graves problemas de la humanidad y ha seguido generando empobrecimiento en amplios sectores del mundo obrero.
  • Esta realidad está rompiendo la sociabilidad humana, provocando un radical empobrecimiento de las personas y de las relaciones que se dan entre ellas. Esto se ve agravado con la crisis económica que estamos padeciendo.
  • Esta crisis no es solo un problema económico sino, sobre todo, un problema moral que pone de manifiesto “los valores éticos” y las bases sobre las que está construida la economía y la sociedad.
  • La crisis es también un problema político ya que la liberalización de la economía ha impedido e impide el bien común de la humanidad. Los Estados anteponen la economía a las personas y premian a los culpables a costa de las víctimas.
  • La Doctrina Social de la Iglesia nos reclama que desarrollemos la acción política como una realidad constitutiva de nuestra humanidad concretada en la dignidad de la persona y en el bien común. Por eso es necesario reconstruir la dimensión política de la naturaleza humana, especialmente de las víctimas del sistema de producción y consumo.
  • Por nuestra parte, movidos por el Espíritu, fuente de esperanza, nos comprometemos a impulsar en el mundo obrero y en la Iglesia un diálogo que responda al proyecto de humanización que Jesucristo nos ofrece.
Pedimos al Señor, el Obrero de Nazaret, que nos dé la fuerza y la espiritualidad necesaria para que, a través de las Líneas de Acción de la Pastoral Obrera de Toda la Iglesia, sigamos contribuyendo a la liberación de los empobrecidos de todas las crisis. Sólo desde una vida y un compromiso evangelizador, como respuesta agradecida al amor de Dios, seremos capaces de caminar en nuestro servicio al mundo obrero.
 
Departamento de Pastoral Obrera (CEAS)
Madrid a 23 de noviembre de 2008
© 2019 HOAC de Málaga