Inicio
Laboral
Un año negro deja 40.000 parados más en Málaga

03/12/2008. Fuente: Diario Sur. Noticia leída 386 veces.

La provincia suma ya 133.721 inactivos, el peor dato histórico del Inem y coloca la tasa de desempleo en el 18% de la población Sindicatos y empresarios piden mayor apoyo de las administraciones.

 

Helados. Como las propias temperaturas que azotan estos días la provincia. Así se quedaron ayer empresarios y sindicatos al conocer la última cifra de paro en la provincia, correspondiente a noviembre. Otro mes negro para el empleo, que se ha cerrado con la destrucción de más de 8.151 puestos de trabajo. El derrumbe de la construcción, unido a las tensiones financieras, la restricción de los créditos y al frenazo del consumo ha desencadenado un imparable efecto dominó que salpica ya a todos los sectores económicos y muestra su cara más amarga en las abultadas colas del Inem.

Según el balance difundido ayer por el Instituto Nacional de Empleo, Málaga zanjó la pasada hoja de calendario con 133.721 desempleados, el peor dato contabilizado, como mínimo, desde enero de 1996, cuando comenzaron a informatizarse las estadísticas de este organismo. Este registro representa un acusado aumento del 6,9% respecto a octubre. O, lo que es lo mismo, durante el último mes se destruyeron una media de 271 contratos por día, una ratio «escalofriante» «como el frío que estamos soportando», valoró el vicepresidente de la Confederación de Empresarios de Málaga, Javier González de Lara, quien lamentó el avance de esta preocupante lacra social.

Crecimiento del 43,4%

En el acumulado anual (esto es, de noviembre de 2007 a noviembre de 2008) el repunte es más dramático si cabe, con un alza del 43,4%. En doce meses el batacazo económico ha dejado a 40.482 malagueños sin trabajo, lo que ha elevado la tasa de paro hasta el 18%. La mala racha que sufre el desempleo acumula ya ocho meses de subidas consecutivas. La estadística comenzó a dibujar una curva ascendente en julio de 2007, y desde entonces el paro no ha dejado de crecer, con la única tregua del pasado marzo, cuando cayó en 419 personas.
Una vez más, los servicios (con 76.452 desempleados, el 57,1% del total) y la construcción (29.746) cosecharon los peores resultados. El primer sector ganó en noviembre 5.331 desocupados, mientras que el ladrillo sumó 1.941 parados a sus concurridas filas.

 En términos interanuales, el aumento más pronunciado recayó en la construcción, donde la inactividad se ha duplicado en los últimos doce meses, pasando de los 14.792 desempleados de 2007 a los 29.746 contabilizados este año. El colectivo sin empleo anterior fue el tercer ámbito más perjudicado, con 15.085 víctimas en noviembre.  

Industria y agricultura
En la industria, por su parte, el desempleo creció en 519 personas (hasta las 9.284) y en la agricultura en 183 (hasta las 3.154). Por sexos, la balanza del paro casi ha encontrado el equilibrio: 67.415 hombres frente a 66.306 mujeres. Nada más conocer los datos de paro, los sindicatos Comisiones Obreras y UGT los calificaron de «muy alarmantes» y aseguraron que la provincia «se hunde» ante esta situación. A juicio de ambos, la salida de la crisis pasa por una mayor implicación de las administraciones en el ámbito local como autonómico. 
 En esta línea, el secretario general de CC. OO. en Málaga, Antonio Herrera, afirmó a través de un comunicado que la recesión financiera y el «fracaso» del modelo productivo en la provincia han hecho que Málaga «no sólo toque fondo sino que se hunda completamente», advirtió.
Para combatir este escenario, Herrera considera «fundamental» que se incrementen las medidas de protección social para ayudar a los miles de malagueños que se encuentran en el paro, así como que las entidades financieras liberen los créditos necesarios «para contribuir así a la liquidez de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y evitar que queden estranguladas a la hora de realizar su función», dijo. «Además, exigimos tanto a las administraciones locales como a la Junta de Andalucía que pongan en marcha inmediatamente el Plan Concertado de la Vivienda», instó el responsable de CC. OO., quien recalcó la importancia de que ambos organismos trabajen codo con codo con empresarios y sindicatos «y olviden sus diferencias», subrayó.

Propuestas estratégicas

Por su parte, el secretario general de UGT en Málaga, Manuel Ferrer, reclamó la puesta en marcha de propuestas estratégicas y «alternativas reales», que incidan directamente sobre el empleo. Igualmente, reivindicó que los poderes públicos continúen promoviendo incentivos que reactiven la actividad económica. «Es necesario que todas las iniciativas que vienen anunciando las distintas administraciones se hagan realidad, sobre todo en lo que respecta a la reactivación de las pequeñas y medianas empresas», planteó.
En el bando de los empresarios, el vicepresidente de la CEM, lamentó que el acumulado de datos negativos esté minando la capacidad de sorpresa. «El escenario empeora mes a mes, lo que nos preocupa profundamente. El dato de noviembre nos vuelve a dejar helados», apostilló González de Lara, quien destacó el carácter transversal de la parálisis que sufre el mercado de trabajo.
Ya en filas políticas, el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, valoró como «dramáticos» las cifras del desempleo en Málaga, las peores de Andalucía en cuanto al incremento de desocupados, y acusó al Gobierno «de su ineficacia en políticas de empleo». reseñó.
© 2019 HOAC de Málaga