Inicio
Pastoral Obrera
8 de marzo, día de la Mujer Trabajadora
Comunicado de la Comisión Permanente de la HOAC

24/02/2008. Fuente: Comisión Diocesana HOAC. Noticia leída 815 veces.

El día 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Un día en el que recordamos aquel 8 de marzo de 1908, cuando 129 trabajadoras morían abrasadas en la fábrica «Cotton» de Nueva York, por defender sus derechos. Después de 100 años, la celebración de este día nos vincula de manera especial con la historia, la vida y la lucha de las mujeres en todo el mundo.

El día 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Un día en el que recordamos aquel 8 de marzo de 1908, cuando 129 trabajadoras morían abrasadas en la fábrica «Cotton» de Nueva York, por defender sus derechos. Después de 100 años, la celebración de este día nos vincula de manera especial con la historia, la vida y la lucha de las mujeres en todo el mundo.

Es importante destacar los avances que en estos años se han producido en la defensa y el reconocimiento de los derechos de las mujeres, todo lo que las mujeres han aportado y aportan en la construcción de un mundo más justo: su determinación, su coraje, su capacidad de organizarse para defender colectivamente sus derechos, para demandar un trabajo más digno, para hacer conscientes las dificultades que supone en el día a día compaginar trabajo, familia y compromiso, para reclamar medidas que garanticen la protección a las mujeres que sufren malos tratos.

Pero hoy, sigue siendo necesario denunciar las desigualdades que viven y sufren muchas mujeres en nuestros barrios y pueblos, en nuestro mundo. La realidad de tantas mujeres a las que no se permite ocupar el lugar que realmente les corresponde, a las que en muchas ocasiones se recorta su participación a nivel político, económico, social, laboral, eclesial. Mujeres víctimas de los malos tratos. Mujeres que han perdido incluso la vida a manos de sus compañeros.

La tasa de paro femenina (10,5%) casi dobla a la masculina (6,2%). Las mujeres desempeñan 8 de cada diez empleos a tiempo parcial, ganan un 32% menos de media que los hombres. La cuantía de las pensiones es menor en las mujeres. El trabajo reproductivo de cuidado de las personas en la familia, tareas domésticas, etc., realizado tanto por el hombre como por la mujer, necesita ser suficientemente valorado a todos los efectos, incluido los económicos. En el mundo cerca del 70% de los 1.300 millones de pobres son mujeres. La pobreza tiene rostro de mujer, joven, inmigrante. En 2007, 89 mujeres murieron en el estado español víctimas de la violencia de género. En nuestra Iglesia en muchas ocasiones la voz y la labor de las mujeres no son suficientemente reconocidas.

Como seguidores y seguidoras de Jesús en medio del mundo obrero, como militantes de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) queremos vivir este 8 de marzo como una invitación a mirar lo que les pasa a las mujeres como lo hace Dios, Padre y Madre, buscando la justicia que hace posible una vida digna, «protegiendo la vocación propia de la mujer, y al mismo tiempo reconocer su independencia cuanto persona y la igualdad de sus derechos a participar en la vida económica, social, cultural, política» (Octogesima Adveniens nº 13). Frente a un sistema que impide ser persona, negándole su trascendencia, su ser imagen de Dios, reduciéndola a mero instrumento, construyamos nuestra identidad conscientes de que es nuestra dignidad de personas la que nos hace radicalmente iguales en derechos y oportunidades.

No caigamos en la indiferencia. La celebración del día 8 de marzo es una llamada al compromiso, la denuncia, la reivindicación. Hagamos que el significado de este día entre en nuestras casas, en nuestros barrios y pueblos, en los lugares de trabajo, allí donde nos movemos, en las instituciones sociales y políticas, en la Iglesia. Salgamos a la calle en esta jornada de lucha por la dignidad y la igualdad de las mujeres en todo el mundo.

 

8 de marzo de 2008

COMISIëN PERMANENTE DE LA HOAC

© 2019 HOAC de Málaga