Inicio
Noticias
El desarrollo de la Ley de Dependencia genera "malestar" a 65.000 familias

21/01/2008. Fuente: M谩laga Hoy. Noticia leída 537 veces.

Organizaciones que ayudan a discapacitados intelectuales exigen en una carta a Chaves un "urgente" cambio de la orden que impide compatibilizar las ayudas 路 Avisan de "discriminaci贸n" territorial
Discapacitados intelectuales asisten a clase en un colegio especializado de Mairena del Aljarafe.

Discapacitados intelectuales asisten a clase en un colegio especializado de Mairena del Aljarafe.

La aplicaci贸n de la Ley de Dependencia en Andaluc铆a, en lugar de generar nuevos derechos, ha recortado los que ya exist铆an. 脡sa es la denuncia de 65.000 familias con discapacitados intelectuales a su cargo, muy molestas con la orden aprobada por la Junta de Andaluc铆a para implantar en la comunidad la denominada Ley de Promoci贸n de la Autonom铆a Personal. La Confederaci贸n andaluza de organizaciones a favor de las personas con discapacidad intelectual (Feaps) representa a estas familias y, ante las insistentes demandas y quejas, se reuni贸 con car谩cter de urgencia a finales de diciembre y dio traslado de esta situaci贸n al presidente de la Junta, Manuel Chaves, y a la consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro. La entidad, que atiende a 14.500 personas en sus 450 centros -el colectivo en Andaluc铆a asciende a 149.000 discapacitados mentales-, exigi贸 una "urgente rectificaci贸n" de la orden auton贸mica que desarrolla la ley.

En una carta remitida a ambas autoridades, Feaps enumer贸 sus reivindicaciones "en estos cruciales momentos para el futuro de nuestros hijos" y demand贸 una contestaci贸n que tranquilizase a sus asociados antes de la celebraci贸n de una asamblea el 12 de enero. No han recibido respuesta y crece la tensi贸n de los padres.

La misiva, tras reconocer la "satisfacci贸n" del movimiento asociativo por la aprobaci贸n de la ley nacional, traslada el "malestar" de las familias por la orden de la Junta de 3 de agosto en la que se establecen la intensidad de protecci贸n de los servicios, el r茅gimen de incompatibilidades de las prestaciones y la gesti贸n de las ayudas econ贸micas. En Andaluc铆a -denuncia- se ha determinado que sean incompatibles los nuevos servicios generados en la ley con las prestaciones que ya recib铆an las personas en situaci贸n de gran dependencia.

Un ejemplo: una familia no puede tener ayuda a domicilio para atender a la persona dependiente a primera hora de la ma帽ana y optar a una plaza en un centro donde el pariente realice actividades durante el d铆a. Y no s贸lo son incompatibles dos servicios, sino tambi茅n la obtenci贸n de una prestaci贸n asistencial y una ayuda econ贸mica. O una u otra. Estas personas tienen necesidades de atenci贸n que, en muchos casos, cubren toda la jornada, pero si los recursos que ofrece la ley se limitan a unas horas, los padres entienden que se impide el principal objetivo de la norma: la promoci贸n de la autonom铆a personal.

Las familias lamentan que se est茅n produciendo "retrocesos reales" con respecto a las prestaciones que recib铆an y el horizonte permanecer谩 invariable sin la "urgente rectificaci贸n" del texto legal para regular el r茅gimen de incompatibilidades de forma "m谩s realista". A帽aden que no reducen sus "leg铆mitas expectativas a una paga" y piden que puedan ser compatibles con la prestaci贸n de los servicios.

Esta reglamentaci贸n de la ley no se reproduce en otras comunidades, seg煤n Feaps, que advierte que el factor geogr谩fico puede aparecer como "elemento discriminatorio" y "ahondar en desigualdades sociales" entre comunidades aut贸nomas, "cuando esta ley naci贸 con un componente vertebrador y de cohesi贸n social".

Otros motivos de queja completan la carta. Las organizaciones reclaman que no existan diferencias entre discapacitados y otros colectivos dependientes, como las personas de tercera edad, en aspectos como el tiempo de reserva de plaza o el 谩mbito de prestaci贸n del servicio -provincial o auton贸mico-, as铆 como solicitan que no se fuerce la admisi贸n de otros perfiles de dependientes en centros exclusivos de discapacitados mentales. Suman que las listas de espera para acceder a un centro no deben alterarse por la aplicaci贸n del nuevo sistema y discriminar a quienes solicitaron plaza previamente. Por 煤ltimo, demandan una participaci贸n activa y la creaci贸n de un 贸rgano consultivo que evite aprobaciones de normas sin contar con las organizaciones que representan al sector, como ha sucedido con esta orden.

© 2019 HOAC de Málaga