Inicio
Laboral
Informe sobre siniestralidad laboral en Andalucía primer semestre de 2007
CC.OO. muestra su "profunda preocupación" por el número de fallecidos en accidentes laborales.

11/08/2007. Fuente: CCOO de Andalucía. Noticia leída 471 veces.

El secretario de Salud Laboral, Francisco Ferrero, ha expresado su «intranquilidad» ante los datos del último informe sobre siniestralidad laboral elaborado por el sindicato y basado en datos de la Junta de Andalucía, que recoge que en los primeros seis meses del año han fallecido 90 trabajadores y trabajadoras a causa de accidentes sufridos en su lugar de trabajo, mientras se desplazaban hacia el mismo o regresaban de él.

Según ha aclarado Ferrero, a pesar de constatarse un leve descenso (-2,39%) en el número total de accidentes con respecto al mismo periodo de 2006, la proyección de futuro situaría la cifra de trabajadores fallecidos a final de año en unos 180, «por lo que estamos todos obligados a buscar medidas que contribuyan a erradicar de manera definitiva esta lacra social».

El responsable de CC.OO. ha relativizado, además, el dato de la reducción en cuanto al número de fallecidos en accidente laboral y ha argumentado que «es una reducción absolutamente insuficiente porque estamos hablando de 90 personas fallecidas y para nuestro sindicato, la muerte de un solo trabajador es ya una tragedia y un fracaso».

Por tanto, para el líder sindical, esos datos «no son en absoluto tranquilizadores», puesto que, en su opinión, «es insostenible para Andalucía que en seis meses hayan muerto 90 trabajadores y se hayan destrozado otras tantas familias por una tragedia que en todos y cada uno de los casos se podría haber evitado».

Además, Ferrero ha explicado que la situación es «aún más grave», si se hace una proyección de aquí a final del año 2007, «ya que estaríamos hablando, si se mantiene la actual tendencia, de más de 180 trabajadores fallecidos en Andalucía». «Nuestra sociedad no puede permitirse una lacra semejante, por lo que es obligación de todos los implicados buscar medidas que contribuyan a erradicarla definitivamente».

Para esa labor, el secretario de Salud Laboral ha declarado que deben establecerse las medidas de prevención adecuadas «que garanticen la seguridad de los trabajadores en el tajo». Al respecto, ha recalcado la responsabilidad empresarial en este campo, recordando que «la Ley señala claramente que los empresarios son los primeros y principales responsables de garantizar la seguridad de los trabajadores a su cargo, y como tal hay que exigírselo».

Asimismo, Ferrero ha demandado una actuación más contundente de la Justicia, de manera que «siente en el banquillo a aquellos empresarios negligentes que ponen en peligro la vida de sus trabajadores y castigue con penas de cárcel aquellas actuaciones que por omisión o inaplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, pongan en peligro la salud y seguridad de los trabajadores o provoquen accidentes graves o mortales».

Las administraciones, por su parte, también deben poner «mayor celo» en la detección de prácticas que atenten contra la seguridad de los trabajadores, según CC.OO., «castigando e impidiendo el acceso a los concursos públicos de aquellas empresas implicadas en accidentes laborales graves o mortales». En ese sentido, el sindicato sigue demandando más recursos económicos para dotar a la Inspección de Trabajo de más medios técnicos y recursos humanos para la detección de prácticas o situaciones de peligro en las empresas.

Finalmente, el secretario de Salud Laboral ha instado a la sociedad andaluza a «rebelarse» contra esta «lacra» social y económica para la región. «Si el terrorismo arrebatara en un año la vida a ciento ochenta andaluces, sería un escándalo que provocaría la movilización y repulsa de la sociedad. Pues bien, la siniestralidad laboral provoca ese número de fallecidos, con el agravante de que pueden ser evitadas cumpliendo la Ley de Prevención; por tanto, la sociedad andaluza debe tomar conciencia de la gravedad de este problema», finalizó el sindicalista.

Datos del informe

En cuanto a los datos, en los seis primeros meses del año se han producido en Andalucía un total de 90 accidentes mortales, 69 de ellos originados en el puesto de trabajo y los 21 restantes in itinere.

De igual forma, CC.OO. señala que en el primer semestre de 2007 se han producido un total de 80.707 accidentes laborales en Andalucía, de los que 79.547 fueron leves, 1.091 graves y 69 mortales en el mismo puesto de trabajo.

Estas cifras se traducen en una reducción de la siniestralidad del 2,39% de los accidentes leves con respecto al mismo periodo de 2006. También se reducen con respecto a 2006 los graves (-1,18%) y los mortales (-12,66%).

Por sectores, CC.OO. destaca el incremento registrado en la siniestralidad laboral en agricultura y pesca. Así los accidentes mortales en este sector se han incrementado en un 40%, pasando de 5 fallecidos en 2006 a los 7 del primer semestre de este año. En este sector la siniestralidad ha aumentado un 10,14% con respecto al mismo semestre de 2006.

Por provincias, Málaga y Sevilla están a la cabeza de siniestros mortales de Andalucía en el primer semestre de 2007. En la provincia malagueña han muerto 15 trabajadores en su puesto y 6 in itinere (21 en total), mientras que en Sevilla fallecieron 14 en su puesto y 2 in itinere (16 en total). Frente a esto, Jaén se sitúa como la provincia con menos accidentes laborales mortales, con un total de 5 en lo que va de año.

En cuanto a la comparativa con el mismo periodo de 2006, CC.OO. resalta los incrementos registrados en los accidentes mortales de las provincias de Granada (+ 40%; pasando de 5 fallecidos en 2006 a 7 en 2007), de Huelva (+ 200%; pasando de 2 fallecidos en 2006 a 6 en 2007), de Jaén (+ 100%; pasando de 2 fallecidos en 2006 a 4 en 2007), y de Málaga (+ 50%; pasando de 10 fallecidos en 2006 a 15 en 2007).

© 2019 HOAC de Málaga