Inicio
Para la reflexión crítica
¬ęEl 10% de la poblaci√≥n mundial disfruta del 90% de los recursos¬Ľ
Entrevista a Susan George

18/10/2006. Fuente: Diario Vasco. Noticia leída 529 veces.

Cita al economista Adam Smith -¬ętodo para nosotros y nada para los dem√°s¬Ľ- para hablar de la pobreza, la misma que obliga al √Āfrica subsahariana a destinar unos 25.000 d√≥lares por minuto para pagar su deuda externa mientras los ni√Īos se mueren de hambre.

- ¬ŅQu√© se puede hacer para redistribuir la riqueza en el mundo?

- No se puede permitir que el mercado decida, porque da a los que tienen y quita a los que menos tienen. Son necesarios Estados activos, empresas y servicios p√ļblicos e incluso alimentos subvencionados que lleguen a los m√°s pobres. En los √ļltimos 25 a√Īos, instituciones como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional o la Organizaci√≥n Internacional del Comercio, que no reconoce ninguna ley social, laboral ni ecol√≥gica, han participado en el proceso de desmantelamiento de todos los espacios p√ļblicos. Se han privatizado much√≠simas cosas, as√≠ que no nos deber√≠a sorprender que la situaci√≥n haya empeorado. Hay que cambiar estas instituciones que se rigen por la filosof√≠a del mercado y generan pobreza. Te puedo dar un ejemplo. En N√≠ger, que es el pa√≠s m√°s pobre del mundo, el a√Īo pasado sufrieron una hambruna considerable. En parte se debi√≥ a que cerraron la oficina gubernamental para los cereales, para los animales... Desde entonces, son empresas privadas las que se ocupan de estos asuntos. Ahora, cuando los agricultores pasan apuros entre las cosechas, tienen que pedir prestado, pero no a servicios p√ļblicos, sino a un mediador particular que le ofrece 3 granos a cambio de que le devuelva 9, con unos intereses desmesurados.

- Su discurso puede sonar a comunismo.

- No me estoy refiriendo al comunismo, sino a instituciones estatales que tengan poder para controlar estas cosas y que eviten que los intereses privados lo copen todo. No se puede abordar la pobreza con seriedad sin contar con entidades p√ļblicas. En Brasil, por ejemplo, hay un programa interesante que funciona muy bien por el que las familias reciben una subvenci√≥n mensual si se aseguran que sus hijos van a la escuela, reciben vacunas y la atenci√≥n m√©dica necesaria. Es una manera de hacer algo, de atacar a la pobreza, porque hoy en d√≠a el 10% de la poblaci√≥n mundial disfruta del 90% de los recursos mientras que el 90% de los habitantes se tiene que conformar con el 10%. Es lo que ocurre en un mundo neoliberal en el que la competici√≥n sustituye a la cooperaci√≥n.

- ¬ŅY qu√© podemos hacer los ciudadanos?

- Creo que no se pueden hacer cosas a nivel particular. La gente tiene buen corazón y nadie quiere que otros mueran de hambre. Nunca he dicho que los gestos individuales sean malos, están bien, pero creo que es necesario organizarse, crear alianzas para cambiar todo esto. Necesitamos a los campesinos, a los sindicatos, a las mujeres, a ONGs, etc. para trabajar juntos y conseguir cambios. Si somos capaces de crear un movimiento internacional hay una posibilidad de un futuro mejor. Y eso no significa que todos tengan una ideología concreta, es algo más pragmático.

- ¬ŅY los gobiernos?

- También deberían participar, pero siempre van por detrás de los ciudadanos.

- ¬ŅC√≥mo se puede abordar el fen√≥meno de la inmigraci√≥n?

- Hace d√©cadas que comenc√© a hablar de este tema. Lo primero que habr√≠a que hacer es abolir la deuda de los pa√≠ses del √Āfrica subsahariana y, despu√©s, como condicionante de la cancelaci√≥n total, es necesario que los gobiernos impliquen a su ciudadan√≠a para que decidan qu√© hacer con el dinero. En Tanzania han invertido el dinero de una cancelaci√≥n parcial en colegios y escuelas. El segundo paso consistir√≠a en celebrar una conferencia internacional sobre temas como precios fijos aplicables a los productos de los pa√≠ses m√°s pobres que env√≠an inmigrantes y tener precios garantizados. El tercer paso ser√≠a cambiar por completo nuestra pol√≠tica agr√≠cola para que no llevemos a cabo dumping (venta a unos precios inferiores a los costes de producci√≥n) de alimentos en sus mercados. Tambi√©n es necesario controlar mercados financieros, sobre todo en Am√©rica Latina, donde las divisas son atacadas. Y necesitamos entender que, por el momento, la exportaci√≥n m√°s lucrativa para muchos pa√≠ses tiene que ver con las personas, que est√°n enviando a sus pa√≠ses de origen bastante m√°s dinero que el que estamos dando en forma de ayuda.

- ¬ŅEl Estado de Bienestar est√° en declive en Europa?

- Desde luego. Creo que los franceses hicieron bien en rechazar la Constituci√≥n Europea, que presentaba una Europa neoliberal en la que se degradaban los servicios p√ļblicos, el medio ambiente etc. Era un documento terrible. Parece que quieren eliminar todos esos logros y derechos que los europeos han ido consiguiendo con el tiempo.

- En Espa√Īa se aprob√≥ la Constituci√≥n.

- Cuando vine a Espa√Īa a hablar del texto me di cuenta de que la gente no sab√≠a de qu√© iba el referendo. Hab√≠a estrellas del f√ļtbol que dec√≠an que la Constituci√≥n era maravillosa y ministros que aseguraban que no hac√≠a falta leerla para saber que era buena. Aquella Constituci√≥n es agua pasada, pero volver√° con otra forma, y es necesario que haya un debate nacional sobre el tema.

© 2019 HOAC de Málaga