Inicio
Laboral
Casi la mitad de los malagueños no concilia la vida familiar y laboral
Sindicatos y colectivos reclaman más medidas de apoyo de la Administración

27/08/2006. Fuente: Diario La Opinión de Málaga. Noticia leída 442 veces.

Las mujeres abandonan el mercado laboral entre los 30 y 40 años, al crecer sus responsabilidades en el hogar con la llegada de los hijos. El 50% de los trabajadores admite dificultades para conciliar su vida familiar y laboral

Todos los trabajadores sufren los problemas derivados de los horarios laborales a la hora de conciliar la vida laboral y familiar. Casi la mitad de los trabajadores malagueños (un 44,7 %) admite tener dificultades para coger horas o días libres o alterar su horario laboral ante imprevistos familiares, según una encuesta de la empresa de trabajo temporal Adecco elaborada por la escuela de negocios IESE. Pero, sin duda, son las mujeres quienes más pagan este peaje, y terminan abandonando el mercado laboral en cuanto llegan los hijos o hay que cuidar a un familiar enfermo.

Los datos de la Seguridad Social en Málaga de 2004 y 2005 lo reflejan claramente: el número de trabajadoras de alta, cercano a las 40.000 en la franja de los 30 años, comienza a descender de forma continuada a partir de esa edad para quedarse en poco más de 29.500 cuando la mujer ya supera los 40. Los números no obedecen a criterios poblacionales, según aseguran los sindicatos y organizaciones en defensa de unos horarios más racionales, sino a unas normas aún vigentes en la sociedad: "El hombre sigue en la idea de que sólo tiene que ayudar a su mujer en la vida doméstica, no a implicarse a partes iguales", señala el presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, Ignacio Buqueras, para quien los horarios españoles, tal y como están establecidos en jornadas de mañana y tarde responden a planteamientos "machistas" heredados de décadas anteriores, cuando el lugar de la mujer "estaba siempre en la casa".

UGT, que coincide con esta apreciación, echa en falta más medidas de apoyo a estas trabajadoras por parte de las administraciones y recuerda que España está "a la cola" de Europa en ayudas como las guarderías y las bajas subvencionadas. "Las mujeres no se merecen esta situación. Se ven obligadas a abandonar el mercado laboral en cuanto tiene responsabilidades familiares", asegura la secretaria del Área de Mujer de UGT en Andalucía, María Dolores Gavilán, que reparte las culpas entre ciertos clichés sociales, la actitud del empresariado y la falta de contundencia del Gobierno al aplicar las leyes que impidan la discriminación de la mujer.

Trabajar por horas. Algunos achacan la especial problemática local al enorme peso que las pequeñas y medianas empresas tienen en la economía. "Es más fácil cambiar turnos y conceder reducciones de jornada en empresas grandes, pero ¿cómo hace una pyme de tres trabajadores para facilitar la vida familiar?", se pregunta Diego Barceló, autor del informe del IESE.

Este experto descarta achacar las culpas a una supuesta "perversidad" de los empresarios y aboga por potenciar para el caso de las madres trabajadoras la modalidad del trabajo parcial. "En el Reino Unido y Alemania, 1 de cada 4 personas trabaja por horas. En España sólo 1 de cada 8, y encima está mal visto", apunta Barceló, que recuerda que un sector tan malagueño como el turismo es muy susceptible a este tipo de contratos. El problema, claro está, es que el trabajo a tiempo parcial implica una reducción de salario respecto a la jornada completa, algo que actualmente muchas familias no aceptan por la imperiosa necesidad de ingresar dos sueldos para llegar a fin de mes. "Eso es cierto, pero también es verdad que a algunos le puede compensar, porque a veces se retiene hasta el 70% del salario. Además, peor es directamente tener que dejar el trabajo", comenta Barceló. La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios también apoya esta posibilidad. "En la vida hay que establecer prioridades, y a veces es preferible sacrificar sueldo para ganar calidad de vida", sostiene Buqueras. Pero no es oro todo lo que reluce, según recuerdan los sindicatos, la mayoría de las 61.300 mujeres que ya trabajan en Málaga con contrato a tiempo parcial -el 27% del total- no lo ha elegido de forma voluntaria, sino como imposición empresarial. "En tu contrato pone que trabajas cuatro horas, pero acabas echando ocho, o repartiendo 20 horas a la semana según le convenga a la empresa. Así es peor aún, porque ganas menos y encima tampoco puedes planificar tus horas", dice Victoria Rodríguez, secretaria del Área de Mujer de CCOO.

© 2019 HOAC de Málaga