Inicio
Para la reflexión crítica
Declaración del Sexto Encuentro Internacional de la Marcha Mundial de las Mujeres
Celebrado en Lima, Per√ļ, del 2 al 9 de julio 2006

14/08/2006. Fuente: entrepueblos. Noticia leída 384 veces.

Nosotras, mujeres de la Marcha Mundial, venidas de 31 pa√≠ses de todo el mundo, reunidas en nuestro Sexto Encuentro Internacional en Lima, Per√ļ, del 2 al 9 de julio 2006, rechazamos la globalizaci√≥n neoliberal y patriarcal, la militarizaci√≥n y la imposici√≥n de los acuerdos dichos de "libre comercio" por sus efectos devastadores sobre las mujeres y los hombres, los pueblos y el planeta.
Nosotras luchamos por erradicar la pobreza...

Nosotras luchamos por erradicar la pobreza...

Nosotras luchamos por erradicar la pobreza y la violencia y por la construcción de un mundo basado en la libertad, igualdad, justicia, solidaridad y paz. Unimos nuestras fuerzas para contrarrestar la impunidad, las intervenciones y agresiones extranjeras y para lograr nuestra soberanía alimentaria. Actuamos en alianza con otros movimientos sociales, que como nosotras, están resistiendo y tomando acciones en todos los rincones del mundo. Nosotras creemos que es posible crear este mundo.

Para las mujeres esta globalizaci√≥n neoliberal y patriarcal se traduce en un retroceso en todas las esferas de su vida, tanto en lo p√ļblico como lo privado. Se vive un aumento, del sexismo, de los fundamentalismos religiosos, del conservadurismo, de la xenofobia y del racismo. Los derechos sociales, sexuales y reproductivos que las mujeres han logrado en los √ļltimos a√Īos, por ejemplo el acceso legal y seguro al aborto, est√°n siendo son cuestionados en varios Estados. Las mujeres tienen cada vez menos acceso a obtener un trabajo digno, de justa remuneraci√≥n, mientras contin√ļan haciendo el trabajo dom√©stico. Se incrementan las discriminaciones contra las lesbianas, mujeres migrantes, mujeres que viven con incapacidades de todo tipo y contra otras mujeres marginadas. La pobreza de las mujeres aumenta, incluso dentro de los pa√≠ses llamados "ricos".

Nosotras denunciamos que, para satisfacer el consumo desenfrenado de recursos de los Estados Unidos y sus aliados en Europa o en otras partes del mundo, impulsan guerras a trav√©s del mundo e imponen tratados econ√≥micos que impiden la soberan√≠a alimentaria de los pueblos, confrontan su autonom√≠a pol√≠tica, la paz y el derecho de las personas a circular libremente. Ellos hacen esto en nombre de la guerra contra el terrorismo. Usan las organizaciones financieras internacionales (FMI, BM, OMC), imponen los tratados y crean √°reas dichas de ¬ę libre comercio ¬Ľ para las transnacionales quienes sacan de estas guerras enormes ganancias.

Estas pol√≠ticas causan el agotamiento de los recursos naturales, que son propiedad de los pueblos que siempre las han valorado y usado para producir alimentos y medicinas. Estas guerras se acompa√Īan de m√ļltiples formas de violencias, particularmente hacia las mujeres, las cuales son violadas, violentadas, prostituidas, usadas como esclavas sexuales y asesinadas; las mujeres sufren traumas f√≠sicos (mutilaciones, heridas y el incremento del VIH/SIDA) y traumas sociol√≥gicos profundos. Denunciamos los feminicidios y la utilizaci√≥n del cuerpo de las mujeres como terreno de batalla y bot√≠n de guerra.

Estas pol√≠ticas aumentan tambi√©n el tr√°fico de seres humanos, particularmente de ni√Īas y mujeres a las que se les considera su cuerpo como mercanc√≠a, fuente de ganancias para las organizaciones criminales. Hoy en d√≠a, las ganancias adquiridas de la trata de mujeres y de la prostituci√≥n constituyen la tercera fuente de ganancias en el mundo, despu√©s del tr√°fico de armas y de drogas.

Estas guerras destruyen las poblaciones civiles, causan desplazamientos, privan a las campesinas y campesinos del acceso a la tierra, al agua y, por lo tanto, les impide la producci√≥n de alimentos necesarios para su sobrevivencia. Por varios a√Īos, existe la circulaci√≥n de una gran cantidad de armas, como en la regi√≥n de los Grandes Lagos Africanos, en Colombia y, a trav√©s del mundo donde existen conflictos armados desde muchos a√Īos. Adem√°s, hemos visto la instalaci√≥n de bases militares y de bloqueos pol√≠ticos y econ√≥micos, como en las Filipinas y en Cuba respectivamente, as√≠ como en otros pa√≠ses del mundo. Hay territorios ocupados e invadidos por fuerzas extranjeras en donde los gobiernos pierden la posibilidad de su soberan√≠a. Nosotras, denunciamos particularmente las intervenciones militares de EE.UU. en Irak y Afganist√°n, las agresiones y la ocupaci√≥n de Israel en Palestina y en otros pa√≠ses √°rabes. Nosotras exigimos el retiro de todas las fuerzas que ocupan estos pa√≠ses, el desmantelamiento de todas las bases militares, la destrucci√≥n de las armas y el fin de los bloqueos pol√≠ticos y econ√≥micos.

Nosotras reconocemos que las mujeres de los pueblos indígenas, populaciones indígenas, populaciones tradicionales y afrodescendientes son sabias y protectoras de la naturaleza. Exigimos respeto de sus territorios y culturas. La privatización de los recursos naturales, el agua, el aire, la biodiversidad y la propiedad intelectual causan una pérdida de soberanía y el empobrecimiento generalizado de los pueblos y las naciones.

Las guerras y los ataques a la soberan√≠a de los pueblos son fruto del modelo patriarcal y capitalista que denunciamos y rechazamos. Tambi√©n denunciamos el deterioro de las responsabilidades sociales de los Estados, la p√©rdida de soberan√≠a y de legitimidad de los gobiernos, en donde la corrupci√≥n y la impunidad reinan. Cuando un gobierno se somete a los dict√°menes de otro pa√≠s o de una instituci√≥n financiera y cuando la b√ļsqueda de ganancias se hace en detrimento del bienestar de las mujeres, de los hombres y de los pueblos constatamos un retroceso enorme en el respeto a sus derechos.

Nosotras apelamos a nuestras aliadas y aliados a unirse en esta lucha. ¬°Juntas y juntos podremos cambiar la vida de las mujeres. Cambiaremos el mundo!

© 2019 HOAC de Málaga