Inicio
Mundo Obrero
Entrevista a José Alonso Sánchez
Secretario de la Asociación Pro Derechos Humanos de Melilla

21/10/2005. Fuente: Noticias Obreras-M√°laga. Noticia leída 548 veces.

Los procesos migratorios siempre han causado inquietud en los Pueblos, tanto entre quienes veían cómo se marchaban los más jóvenes a buscar una vida mejor en otros países, como entre los que veían a los que llegaban como una amenaza a sus intereses económicos, aunque se solía disfrazar esta razón con la xenofobia.

Ante los sucesos que han venido sucedi√©ndose √ļltimamente en la frontera espa√Īola de las ciudades aut√≥nomas de Ceuta y Melilla, hemos visto interesante conocer de primera mano c√≥mo se est√° viviendo esta situaci√≥n. Para ello, tenemos la suerte de contar con la colaboraci√≥n de Jos√© Alonso S√°nchez, desde su doble condici√≥n de cristiano y de miembro de la Asociaci√≥n Pro Derechos Humanos de Melilla, de la que actualmente es su Secretario. Jos√© Alonso se ha ofrecido amablemente a darnos su testimonio y √©sta es la trascripci√≥n de la entrevista que nos ha concedido.

NN.OO.: Jos√© Alonso, ¬Ņqu√© est√° pasando en Ceuta y Melilla? ¬ŅEs un fen√≥meno nuevo, o se ha incrementado √ļltimamente?

J.A.: Lo que se ha dado en llamar administrativamente como ¬ęfen√≥meno migratorio¬Ľ ha sido una constante en ambas ciudades desde lo m√°s remoto de su historia. Fundamentalmente hasta los a√Īos 1991-1992, y durante los 500 a√Īos de soberan√≠a espa√Īola, la inmigraci√≥n en √©stas fue de origen magreb√≠. Es a partir de principio de los a√Īos noventa cuando se hacen presentes trabajadores migrantes sobre todo de origen subsahariano, pero tambi√©n irak√≠es, pakistan√≠es o de Bangla-Desh; todos ellos huyendo de las desgracias que estamos acostumbrados a ver en la televisi√≥n. En aquellos a√Īos estas personas empezaron a quedar retenidas en nuestras ciudades por efecto del Acuerdo Shengen. Hoy estas personas son noticia por el ¬ęefecto subida de alambradas¬Ľ, que les hace dejarse la vida ahora antes de que con posterioridad sea m√°s dif√≠cil.

NN.OO.: A las personas que han conseguido pasar ¬ŅC√≥mo se les est√° tratando? ¬ŅCrees que est√°n siendo vulnerados sus derechos?

J.A.: Depende de d√≥nde hayan conseguido pasar y c√≥mo. Si se despe√Īan por los acantilados y sobreviven, o si sufren fracturas al saltar las alambradas, o cortes con las cuchillas que las coronan, se les trata bien. Se les lleva al Hospital Comarcal, donde son atendidos de sus heridas y luego son acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Si pueden valerse por s√≠ mismo y son detenidos antes de llegar a Comisar√≠a pueden ser devueltos a Marruecos por alguna de las puertas falsas de las alambradas. Todo se convierte en un juego cruel en el que vida de la persona depende de poder estar en la Comisar√≠a de Polic√≠a a las ocho de la ma√Īana, sin ser detenida, y para ello debe estar huyendo y escondi√©ndose durante toda la noche.

NN.OO.: ¬ŅQu√© opinas de la actitud de las diferentes instituciones espa√Īolas implicadas? ¬ŅY de las autoridades marroqu√≠es?

J.A.: Si nos centramos en las instituciones p√ļblicas espa√Īolas, el actual Gobierno de Espa√Īa, en algunos aspectos, ha dado un giro al discurso sobre inmigraci√≥n, desterrando el lenguaje abiertamente racista, xen√≥fobo y provocador de la violencia del anterior. La respuesta de este Gobierno a la entrada de varios centenares de personas, en lamentables condiciones, en pocos d√≠as, ha sido desplegar medios suficientes para mejorar su situaci√≥n; cuando anteriormente estas situaciones se pudr√≠an, convirti√©ndose los alrededores del CETI en zona chabolista y de marginalidad extrema.

Lo peor en la actualidad son ¬ęlas buenas relaciones entre los Gobiernos de Espa√Īa y Marruecos¬Ľ, que han convertido a estos trabajadores inmigrantes en objeto de tiro al blanco¬Ö o al negro. Durante los √ļltimos meses, las muertes naturales de los que durante a√Īos se han ahogado o se han despe√Īado para llegar a nuestro Ed√©n, se han visto desplazadas por aquellos que han sido apaleados, tiroteados y perseguidos hasta la muerte. Yo soy testigo de esta colaboraci√≥n internacional, y de c√≥mo en la pasada noche del 5 a 6 de octubre varios cientos de inmigrantes eran alumbrados desde el lado espa√Īol de la alambrada, con el foco de un helic√≥ptero y bengalas luminosas, para que los disparos sobre aquellos fueran certeros. Al d√≠a siguiente supimos que hab√≠a habido, reconocidos oficialmente, seis muertos y decenas de heridos.

NN.OO.: T√ļ formas parte de una Asociaci√≥n Pro Derechos Humanos ¬ŅHay m√°s organizaciones en la zona preocupadas por este tema? ¬ŅQu√© opin√°is de todo esto?

J.A.: Claro que hay otras organizaciones, fundamentalmente cívicas y religiosas, que trabajan para estas personas; y junto a éstas, particulares que movidos por la misericordia les ayudan. Y creo que en todas se piensa lo mismo, que no se puede maltratar, torturar ni matar.

NN.OO.: Hemos hablado de Instituciones P√ļblicas y de Asociaciones ¬ŅC√≥mo ves que est√° siendo el papel de la Iglesia en estos sucesos?

J.A.: La respuesta institucional de la Iglesia, a trav√©s de las declaraciones p√ļblicas de sus √≥rganos, es evang√©lica; acercando el problema a la visi√≥n m√°s humana. Hombres y mujeres de la Iglesia trabajan cotidianamente y ejercen su carisma en el servicio a estas personas; trabajo que no s√≥lo no suele ser reconocido, sino que tambi√©n por √©ste sufren persecuciones. Por el contrario hay entidades cercanas a la Iglesia, caso de la Cadena COPE, que han asumido, en contra de los inmigrantes, el discurso del sector social m√°s ultraliberal y conservador.

NN.OO.: Por √ļltimo ¬ŅQu√© soluciones pens√°is que deben ponerse en marcha? ¬ŅQu√© papel nos toca jugar a los cristianos para acabar con este problema?

J.A.: Como disc√≠pulos de Jes√ļs sabemos que vivimos en un sistema de cosas esencialmente injusto. Y que este sistema de cosas durar√° hasta el fin de los tiempos. Mientras tanto nos toca transmitir al mundo que nos espera una Vida nueva en la que no habr√° mas sed, ni hambre, ni enfermedad, ni sol abrasador. Y que entrar en esta Vida depende de la respuesta que demos a los que pretenden saltar nuestras alambradas.

© 2019 HOAC de Málaga