Inicio
Siniestralidad Laboral
Accidente laboral mortal
En Vélez

30/04/2004. Fuente: Comisión Diocesana HOAC. Noticia leída 557 veces.

Fallece en Vélez-Málaga un obrero de la construcción al caerle una carretilla desde una grúa.

La víctima, un hombre de 47 años y natural de Granada, murió en el acto como consecuencia del fuerte impacto.

LA NOTICIA

Acababan de reanudar el trabajo tras el descanso de media hora para tomar el bocadillo. La mala fortuna quiso sin embargo que la jornada laboral se tornara en tragedia. Una carretilla de mano que era elevada por una grúa se desprendía de la cubeta, por razones que se desconocen, golpeando mortalmente sobre la cabeza a uno de los obreros. El suceso tenía lugar este jueves 29 a las 10.36 horas en un edificio en construcción en la avenida Villa de Madrid de Vélez-Málaga. Como consecuencia del accidente fallecía en el acto M. O. L., de 47 años de edad y natural de Granada.

Aunque la carretilla se encontraba vacía, el fuerte impacto acabó con la vida del obrero, por lo que la unidad móvil de la empresa pública de emergencias sanitarias del 061 que acudía hasta el lugar no pudo hacer nada por la salvar y reanimar al trabajador accidentado.

Este es el segundo accidente mortal que se registra en la comarca de la Axarquía en el breve plazo de dos semanas, ya que el pasado día 12 fallecía en el municipio de Torrox otro empleado de la construcción de 35 años y vecino de Málaga al resultar sepultado por toneladas de rocas y tierra cuando trabajaba en una zanja de cinco metros de profundidad y apenas 80 centímetros de ancho. (Diario Sur 29.04.2004)

LA REFLEXIëN

¿Qué pensamos ante estos dos accidentes mortales de dos obreros de la construcción en Málaga?

Quizás nos estamos acostumbrando ante estos accidentes y aceptamos como algo normal la "convivencia" con estas noticias, ya que forman parte del entramado individualista e insolidario que nos inmuniza ante el dolor y el sufrimiento de los demás.

Es paradójico el contraste que existe entre la gran capacidad técnica de que disponemos y las múltiples formas de dependencia en que viven millones de personas. La siniestralidad laboral, los accidentes de estos dos trabajadores de la construcción, y tantos otros, pone de manifiesto la fragilidad, la precariedad laboral y la falta de seguridad y salud en el trabajo.

"Todas las personas podemos y debemos hacer algo al respecto. Hay que exigir mayor responsabilidad a los empresarios. Hay que exigir a las administraciones que hagan cumplir la legislación vigente. Hay que pedir una acción cada día más decidida a los sindicatos obreros y colaborar en sus iniciativas. Pero hay que insistir también en la responsabilidad de todas y todos los trabajadores y en la importancia de lo que podemos hacer cada uno de nosotros.

Es preciso introducir cambios en los sistemas de producción y en las conciencias de las personas para que la dignidad de la persona trabajadora y su derecho a la vida y a la salud sean los criterios que presidan la organización del trabajo." (Separata Noticias Obreras 31/05/2000)

Urge, por tanto, comprometernos activamente por un trabajo sin víctimas, en defensa de la vida. Tengamos en cuenta que en la actualidad se está trabajando en condiciones precarias que ponen en peligro la salud de los trabajadores. Es necesario luchar por los derechos de las condiciones de trabajo dignas y ser conscientes de la pérdida de derechos laborales y de las situaciones denigrantes en las que, en muchas ocasiones, se encuentran las personas del mundo del trabajo.

Los análisis simplistas no pueden ser admitidos, existe una responsabilidad que es ajena al trabajador o trabajadora porque se permite, se acepta y se asume una organización del trabajo que busca el beneficio antes que la dignidad y los derechos de las personas. Hay que denunciarlo con claridad y reponsabilizarnos de forma crítica y activa ante los hechos sangrantes que padecen las personas que dependen de un salario para el sustento de su familia.

Que el Dios de la vida y nuestra fe en Jesucristo resucitado nos ilumine para tomar conciencia y seguir comprometidos en el mundo del trabajo, defendiendo la vida y las condiciones objetivas que están en el origen de la siniestralidad laboral: la precariedad laboral, la falta de organización de los trabajadores, el incumplimiento de la ley, la escasa conciencia de la sociedad…

«La realización de los derechos del hombre no puede estar condenada a constituir solamente un derivado de los sistemas económicos, los cuáles, a escala más amplia o más restringida, se dejen guiar sobre todo por el criterio del máximo beneficio. Al contrario, es precisamente, la consideración de los derechos objetivos del hombre del trabajo (…) lo que debe constituir el criterio adecuado y fundamental para la formación de toda la economía, bien sea en la dimensión de toda sociedad y de todo Estado, bien sea en el conjunto de la política económica mundial, así como de los sistemas y relaciones internacionales que de ella derivan» (Laboren Exercens, 17).

© 2019 HOAC de Málaga