Inicio
HOAC
El Quehacer Apost贸lico Comunitario
Aportaciones de M谩laga a la reflexi贸n general

17/01/2004. Fuente: Comisi贸n Diocesana HOAC. Noticia leída 549 veces.

Los militantes de la HOAC queremos concretar nuestro Quehacer Apost贸lico Comunitario, partiendo desde una reflexi贸n sobre lo que ocurre en el mundo obrero y sobre lo que la HOAC tiene que hacer para realizar su misi贸n evangelizadora.

En primer lugar, hemos compartido las situaciones o problemas del mundo obrero en los que cada militante est谩 trabajando actualmente, describiendo la realidad concreta, dificultades y retos que encontramos como militantes en esa realidad.

En segundo lugar, desde nuestra experiencia y desde la visi贸n que tenemos de los problemas que hoy viven las personas del mundo obrero, nos interrogamos sobre cu谩les son las situaciones o problemas del mundo obrero en los que la HOAC debe vertebrar su Quehacer Apost贸lico Comunitario. Para ello hemos compartido la reflexi贸n y las razones que tenemos para concretar la din谩mica de trabajo que queremos construir de forma comunitaria.

Situaciones o problemas que centran nuestros proyectos evangelizadores

  • La situaci贸n cada vez m谩s compleja de la escuela, donde se va haciendo m谩s complicado educar en valores, en la diversidad, superar el fracaso escolar y atender a los alumnos m谩s desfavorecidos: conflictivos, de familias desestructuradas e inmigrantes.
  • La dificultad en la sociedad actual de encontrar estrategias para la formaci贸n integral de la persona, para ayudar a crecer como personas.
  • La falta de conciencia sobre la importancia de la formaci贸n para el desarrollo personal y el futuro profesional.
  • Las grandes desigualdades de nuestra sociedad.
  • El clientelismo pol铆tico.
  • No contagio. C贸mo conectar con la gente y c贸mo luchar contra la indiferencia.
  • La falta de encarnaci贸n con los m谩s pobres.
  • C贸mo crear m谩s comuni贸n con la Di贸cesis, con la AC, para crecer y unificar fuerzas y ser m谩s eficaces.
  • Alta cantidad de contratos y las condiciones de trabajo de los mismos.
  • Escasa formaci贸n de los contratados.
  • Las condiciones de las subcontratas.
  • Las condiciones de la seguridad y salud laboral.
  • La deshumanizaci贸n (sanidad y escuela).
  • La falta de participaci贸n y de conciencia (asociaci贸n vecinos y comit茅 de empresa).

Situaciones sobre las que la HOAC debe vertebrar el Quehacer Comunitario

Pensamos que estas situaciones deben ser lo suficientemente amplias para que puedan abarcar el compromiso de todos los militantes, de tal manera que el proyecto evangelizador de cada militante sea una expresi贸n concreta del quehacer comunitario.

Algunas situaciones o problemas ser铆an:

  • La precariedad laboral con la consiguiente p茅rdida de derechos b谩sicos.
  • Paro, contratos basura, siniestralidad, empeoramiento de las condiciones de trabajo...
  • Los salarios bajos, el dif铆cil acceso a la vivienda聟
  • Fragmentaci贸n y divisi贸n en el mundo del trabajo.
  • La sociedad multicultural que debemos crear entre todos.
  • La dificultad en la sociedad actual de encontrar estrategias para la formaci贸n integral de la persona, para ayudar a crecer como personas.
  • La falta de conciencia sobre la importancia de la formaci贸n para el desarrollo personal y el futuro profesional.
  • Las grandes desigualdades de nuestra sociedad: marginaci贸n y exclusi贸n social.
  • Injusticia y desigualdad del sistema econ贸mico actual.
  • La falta de participaci贸n y toma de decisiones en las empresas.
  • El materialismo y consumismo de la sociedad.
  • Deterioro de las relaciones humanas y falta de comunicaci贸n en los barrios, as铆 como la falta de servicios e infraestructuras b谩sicas en los mismos.
  • El clientelismo pol铆tico.
  • La falta de 茅tica y moralidad de la sociedad.
  • Individualismo y falta de conciencia comunitaria.

Reflexi贸n ante las situaciones y problemas

  • Como hemos expuesto, en este mundo globalizado crecen la injusticia y las desigualdades; en la situaci贸n actual de cambios profundos, de cambio de 茅poca, el mundo obrero tiene muchos problemas y la HOAC debe conocerlos y seguir en la misi贸n de su evangelizaci贸n. Inmerso en la cultura dominante (ego铆sta, individualista, consumista...) el mundo obrero ha perdido peso social, est谩 fragmentado, su contestaci贸n al sistema ha desaparecido y hoy d铆a no genera (al menos en este pa铆s) una cultura alternativa.
  • Los problemas que viven las personas del mundo obrero son graves y reales y de hecho, son los problemas por los que est谩n luchando las distintas organizaciones sindicales, pol铆ticas y sociales. Pero entendemos que aunque los militantes de la HOAC est茅n implicados en esas luchas, m谩s que centrarse en estos problemas para vertebrar el compromiso comunitario de la HOAC, se debe ir a la ra铆z de los mismos y construir junto con otros alternativas que conduzcan hacia la liberaci贸n total de las personas que padecen la explotaci贸n del actual sistema econ贸mico.
  • Por tanto, todos los problemas o situaciones del mundo obrero podr铆an concretar el Quehacer Apost贸lico Comunitario, ya que todos tienen las mismas causas y generan consecuencias similares. Pensamos que desde cualquiera de ellos podr铆amos analizar lo que ocurre, pero tambi茅n podr铆amos buscar una visi贸n global de la realidad que nos ayude a situarnos desde una perspectiva m谩s amplia que pueda posibilitar propuestas y acciones alternativas a los problemas del mundo obrero y de la misma sociedad.

Las razones y reflexi贸n que argumenta lo anterior:

  • La HOAC, como organizaci贸n que forma militantes, va a la conciencia personal del individuo y fomenta la conciencia colectiva, y plantea un modo de ser y de actuar individual y colectivo, que tiene como paradigma a Jesucristo, el Dios universal que opt贸 por los pobres y les plante贸 su liberaci贸n total.
  • El mundo obrero no son los m谩s pobres, no son los m谩s alejados, est谩 igual que otros sectores de la sociedad. Evangelizar hoy el mundo obrero requiere partir de los retos que tiene la Iglesia para evangelizar a la sociedad. Hoy necesitamos reactualizar el Concilio Vaticano II en una sociedad secularista donde los cristianos cada vez somos menos.
  • Por ello, hay que reflexionar en qu茅 ha colaborado la Iglesia para que lleguemos a esta situaci贸n. Trabajar en reforzar y redefinir la identidad cristiana y plantearnos los retos m谩s significativos que hoy tenemos para llevar a cabo la Nueva Evangelizaci贸n. Algunos son:
    • La necesidad de incidir en la formaci贸n de un laicado inmerso en el mundo, desde la opci贸n preferencial por los empobrecidos y excluidos de la sociedad.
    • La necesidad de incidir en un estilo de vida comunitario que sea alternativo al que hoy se propone.
    • La lucha por la justicia, contra la pobreza y la exclusi贸n debe ser el reto principal para la Iglesia.
    • La tarea de explicar y proponer la fe en la sociedad actual.
    • En qu茅 tiene que cambiar la Iglesia para ser un instrumento que haga posible la nueva evangelizaci贸n.

En la actual situaci贸n debemos plantearnos actuaciones y l铆neas de trabajo con amplitud de miras, que impliquen unirnos a otras pastorales para afrontar retos comunes. Compromisos orientados a afrontar tareas comunes de la Iglesia, en la l铆nea de los retos expuesto anteriormente, deben ser compromisos que formen parte de la HOAC y sus militantes.

  • Tambi茅n nos encontramos con que la Iglesia no siempre toma una postura clara y firme en favor del mundo obrero y a los militantes cristianos nos puede dar, a veces, la sensaci贸n de abandono o falta de implicaci贸n de la Iglesia.
  • La hegemon铆a del sistema capitalista en su etapa imperialista actual en todo el mundo y la implantaci贸n de la cultura neoliberal que sustenta al sistema econ贸mico conllevan una desconfianza total y absoluta en el movimiento obrero y, por tanto, a una ruptura con sus valores y conquistas. Adem谩s, debido a que se encuentra inmerso en esta cultura neoliberal, reproduce los patrones culturales de la misma, y sus propias incoherencias act煤an en su contra. Ante esta situaci贸n, que sigue beneficiando a los poderosos y excluyendo a los pobres, nos interrogamos sobre qu茅 modelo, alternativas o paradigmas debe el mundo obrero replantearse su en ser, estar y actuar.
  • Este mundo obrero tiene que adaptarse a la nueva situaci贸n e incluso a las nuevas tecnolog铆as que 茅l mismo produce, pero est谩 obligado a luchar por una sociedad sin explotadores ni explotados, o lo que es lo mismo, una sociedad de hermanos libres e iguales como exige Cristo; y este planteamiento es irrenunciable tanto para los trabajadores como para los cristianos. A finales del siglo XX hemos pasado de la explotaci贸n de colectivos y pa铆ses a su exclusi贸n cada vez mayor. En este momento hist贸rico, cuando la mara帽a globalizadora permite libertad de acci贸n a los grandes grupos de poder, y a la vez posibilita el conocimiento y la coordinaci贸n a nivel local y mundial de los colectivos que trabajan por la liberaci贸n, el movimiento obrero debe intensificar el trabajo en com煤n junto a otros movimientos alternativos que luchan por la construcci贸n de un nuevo modelo de sociedad, donde debe aportar desde la fecunda tradici贸n de sus valores hist贸ricos.

Para terminar:

  • En esta l铆nea, la HOAC debe concienciar al mundo obrero para que se movilice desde su realidad y afronte las causas que generan todos los problemas y situaciones que aparecen. Para ir al fondo de los problemas, a la ra铆z y sus causas, creemos que debemos profundizar en el an谩lisis de la realidad que oriente el actuar personal y comunitario que ayude en la b煤squeda de alternativas y modelos a seguir, trabajando siempre junto a otros militantes, personas y organizaciones que buscan soluciones a los problemas de la sociedad y del mundo obrero.
  • Podemos pensar, por ejemplo, en el compromiso de los militantes de la HOAC en los sindicatos: 驴qu茅 sindicalismo es necesario hoy? 驴C贸mo replantear nuestro actuar y compromiso en los sindicatos?
  • Ante toda esta reflexi贸n, es fundamental que sepamos discernir los momentos que estamos viviendo y saber interpretar los cambios radicales que se est谩n produciendo. Compartir la reflexi贸n nos ayudar谩 a saber d贸nde estamos, a no culpabilizarnos y vivir en constante desesperanza, ya que sabremos hasta d贸nde podemos llegar y qu茅 podemos y debemos hacer (por ejemplo, 驴podr铆amos solucionar el problema de la precariedad laboral y ser eficaces en las propuestas de soluci贸n?). Necesitamos una mirada positiva de la realidad basada en un an谩lisis de la misma. Son los tiempos que nos han tocado vivir, por lo que hay que caminar sin angustias, sin cerrarnos en recetas o modelos anteriores, buscando modelos nuevos y alternativas que posibiliten la justicia.
© 2019 HOAC de Málaga